4. ACTIVIDADES

TÉCNICA: INFORMACIÓN

Observar con los ojos de la ciencia, es abrir todos nuestros sentidos para captar, percibir, reconocer todos los mensajes que recibimos de nuestro entorno. Es aprender a usar de forma ordenada y minuciosa todos y cada uno de los datos que nuestros sentidos perciben.

Basta darse un paseo por un bosque otoñal. A primera vista, vemos un conjunto de árboles, hierba, tierra,… Pero ahora observemos… los distintos tonos de las hojas de los árboles, las diferentes texturas de las rocas, la gama de verdes de la hierba, los insectos que parecen estar camuflados, los pájaros que repentinamente se hacen visibles…

Esta capacidad de desmenuzar la realidad que nos rodea se pierde con el tiempo, si no la educamos convenientemente. Pero surge con naturalidad cuando somos niños. Jugar a observar permite que se establezca un diálogo cercano entre el niño y el adulto, ya sea su padre o educador. Y cualquier entorno es válido: la costa, la ciudad, el tren, el supermercado, viajar en coche, el parque,… Vale la pena intentarlo, pues la capacidad de observación influye en muchos aspectos de la vida de una persona. Y también tiene una importancia decisiva en el conocimiento científico. Un buen científico tiene que ser un gran observador.

TÉCNICA:BIBLIOGRAFÍA

«Bajé lentamente del árbol y simulé masticar vegetación para darle toda la seguridad de que mis intenciones eran de lo más pacíficas. Los brillantes ojos de Peanuts me miraban… Como parecía totalmente tranquilo, me eché de espaldas en la vegetación, extendí poco a poco la mano, la palma hacia ariba, y la dejé sobre las hojas. Después de mirarla con detenimiento, Peanuts se levantó y extendió su mano para rozar mis dedos con los suyos por un instante… Ese contacto figura entre los más memorables de mi vida entre los gorilas».

Así nos relata Dian Fossey, en su libro Gorilas en la niebla, uno de los mayores logros en sus estudios sobre los gorilas de espalda plateada. Puedes encontrar el libro de la Ed. Salvat (1986) en esta dirección.

TÉCNICA: AUDIOVISUALES

El libro Gorilas en la niebla fue llevado al cine en 1988, con una película protagonizada por la actriz Sigourney Weaver, que fue nominada al Oscar a la mejor actriz. Cuenta la biografía de la zoóloga Dian Fossey, que estudió durante años a los gorilas en su hábitat natural, las selvas montañosas de África.

TÉCNICA: PROMOCIÓN DE IDEAS

La historia de una científica de cinco años. Era una niña de cinco años cuando le pudo la curiosidad por las gallinas del corral de su casa. Más bien, por cómo pondrían los riquísimos huevos que sus padres recogían cada semana. Entonces, se le ocurrió observarlas a escondidas, sigilosa, para que no reparasen en su presencia. Pasó buena parte de la noche observando pacientemente, esperando que pasara algo que tuviera que ver con cómo las gallinas ponen sus huevos. Finalmente, sucedió y el misterio quedó resuelto.

Aunque el corral estaba sucio y frío, los padres de Jane no desanimaron la exploración de su hija. No le pidieron que se viniese para casa; en cambio, dieron rienda suelta a su curiosidad. Sus padres le dieron permiso para ser científica.

Después de las gallinas vinieron los gusanos del jardín. Jane atrapó todos los gusanos que pudo y los llevó a su habitación. Los examinó y observó diferencias de tamaño, color, forma y textura. Observó también cómo se movían. Su madre sólo le recordó que los gusanos morirían si no los llevaba otra vez al jardín, y le pidió que los devolviese tan pronto como hubiese acabado.

La niña se llamaba Jane Goodall, y nunca perdió su curiosidad natural por los animales y su comportamiento. Ella siempre cuenta su historia y agradece a sus padres que la animasen en sus primeros estudios sobre los animales; quizá de otra manera no se hubiera convertido en un científica experta en el comportamiento de los chimpancés.

«¿Nos importa que en un plazo de 15 años ya no haya chimpancés o gorilas o elefantes u otros seres únicos viviendo en los bosques de África?

No es caridad lo que se necesita para proteger la vida salvaje y a las personas en África. Es una inversión colectiva en nuestro futuro, en un legado del que podamos estar orgullosos. No tenemos mucho tiempo. Debemos actuar ahora». Jane Goodall

– Si quieres conocer mejor a esta científica, pincha aquí.

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies