Fernando Pariente.

El riesgo de la sequía, que amenaza con provocar la desertificación, es un elemento que afecta de una forma especial a España en su lucha por la sostenibilidad y la conservación del medio ambiente en unas condiciones geográficas adversas en parte de su territorio. Necesitamos combatirla para ponerle remedio. En esta fecha de junio de 1994 se aprobó en las Naciones Unidas la Convención de la Lucha contra la Desertificación. Además, la misma ONU también designó esta fecha como la de celebración del Día Mundial contra la Desertificación y la Sequía. España se adhirió a este convenio en 1996 y contrajo la obligación de cumplirlo en su territorio. Tenemos un 40 % del territorio nacional en situación de riesgo, que es muy grave en algunas zonas de Andalucía, Murcia y Castilla la Mancha. Para evitar la pérdida de suelo fértil es necesario mantener una política adecuada de explotación de los recursos hídricos y adquirir la conciencia colectiva de que el agua es un recurso limitado que no se puede malgastar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies