El subsidio de desempleo es una ayuda económica que pueden recibir los parados que cumplan dos condiciones: estar inscritos como demandantes de empleo —desde un mes antes— y no haber rechazado ninguna oferta de empleo adecuada ni haberse negado a participar en acciones que les ayuden a formarse para encontrar trabajo; y carecer de ingresos superiores al 75% del salario mínimo interprofesional vigente. La noticia de hoy es que este subsidio va a subir 90 euros al mes y va a beneficiar a más gente.

No debéis confundir este subsidio con el paro, que es el dinero que se cobra cuando se pierde un trabajo durante un máximo de dos años. Tanto la cantidad como el número de meses que se cobra dependen de los derechos que se adquieren según el tiempo que se llevara trabajando hasta dejar de hacerlo y el sueldo que se cobrara.

El nuevo subsidio entrará en vigor en noviembre y trae otra novedad importante. Quien lo esté percibiendo y empiece a trabajar seguirá cobrando una parte, dependiendo de lo que gane en el nuevo empleo y que irá disminuyendo progresivamente.

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies