La soledad, entendida como el aislamiento personal y social no deseado, está adquiriendo en España proporciones alarmantes. Uno de cada cinco españoles admite sentirse solo, un aislamiento ni buscado ni querido que se extiende a una velocidad asombrosa y que afecta especialmente a jóvenes y a mujeres de más de 55 años, según muestra un estudio impulsado por las fundaciones ONCE y AXA.
No se está hablando de sentimientos de soledad ocasionales, de un mal día o de una temporada nefasta; se habla de aislamiento personal indeseado y sostenido en el tiempo. Prueba de ello es que más de dos de cada tres españoles que admiten sentirse solos están encuadrados en lo que los expertos denominan soledad crónica, es decir, un aislamiento no querido que dura ya más de dos años.

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies