2. OBJETIVOS

2.1. Conocimiento de algo tan elemental como que, aunque hay multitud de lenguas muertas, hay también una gran riqueza de los idiomas vivos que permiten crear nuevas palabras que son interiorizadas por la población hablante. 

2.2. Y es que los idiomas pertenecen no a las academias ni instituciones, sino precisamente a los hablantes. Son ellos los que deciden, con su uso o no uso cotidiano, que neologismos van a permanecer en el tiempo y quizás aparecer en los diccionarios, y cuáles no.

2.3. Que entiendan cuál es el trabajo del periodista y por qué debe buscar honradamente la verdad de los hechos.

2.4. Que entiendan la diferencia entre objetividad (relato de los hechos con los datos que se han logrado conseguir) de neutralidad (consecuencia de la presión del conjunto de factores culturales y sociales que operan en ocasiones de manera implícita y en otras explícita, tanto en el profesional de la información como entre los ciudadanos que no lo son).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies