El reactor experimental de fusión nuclear KSTAR, de Corea del Sur, alcanzó temperaturas siete veces más altas que la del Sol, con lo que generó plasma a cien millones de grados, a lo que se añade el récord de mantenerla durante 48 segundos (el anterior estaba en 30 segundos). Es un buen precedente para probar la tecnología de fusión nuclear en el reactor ITER, que se está construyendo, con participación internacional, en la localidad francesa de Cadarache. La forma más común de lograr energía de fusión es mediante un reactor con forma de rosquilla llamado tokamak en el que se calienta hidrógeno a temperaturas altísimas. El plasma generado a temperaturas tan altas permite reacciones de alta duración, que son esenciales en la fusión nuclear.

El siguiente reto, que se espera alcanzar en el 2026, es llegar a 300 segundos, después de que Estados Unidos haya dado en el 2022 otro paso crucial: obtener más energía de la que gastó en generar el plasma.

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies