Pregunta: Andrea, 11 años, CEIP Saco e Arce, Toén (Ourense).
Responde: Francisco Armesto Ramón.

El objetivo de los ojos es recibir la luz que nos llega de todo lo que tenemos alrededor, salvo del medio que nos envuelve, es decir, del aire en el caso de los animales terrestres o del agua en los acuícolas. Si los ojos fueran capaces de ver el aire o el agua sería como estar ciegos, pues apenas podríamos ver más allá de un palmo. Sólo cuando esos medios se enturbian podemos llegar a intuir que están ahí. Vemos la niebla o el humo porque las gotas de agua o las partículas quemadas provocan que el aire se vuelva opaco, como si fuera más espeso. Lo mismo sucede con los peces; podríamos decir que distinguen el agua cuando se vuelve opaca, ya sea por suciedad, barro u otras partículas.

Haz tu pregunta

4 + 4 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies