En la 1ª parte del presente tema nos fijamos en 7 tipos de Respuesta que, teóricamente al menos, pueden y a veces suelen darse en las entrevistas que tenemos con los Alumnos y que llevan consigo una cierta tendencia a Juzgar | Dirigir | Interpretar | Tranquilizar | Desviar | Interrogar | Cortar… su iniciativa de comunicar lo que de verdad le está sucediendo… y de adelantar por nuestra parte la solución que ellos, con nuestra ayuda, pueden ir encontrando.

-¿Existe alguna forma de “escucha” que le ayude a reflexionar y de ir construyendo juntos – profesor y alumnos en el grupo e individualmente – el camino a seguir para que ellos tomen más iniciativa y no busquen, sin más, una especie de recetario que le impartimos?

-¿Será capaz de hacerlo? Parte de la respuesta está en la noticia que hemos elegido y cuyo texto básico reproducimos también aquí, reproducimos las palabras clave de Andri Zafirakou: “El Profesor ha de tener grandes expectativas de su alumno y le diga: Esto no es suficiente… el que tú me cuentes todo tu problema… Sé que lo puedes hacer mejor…”

-En esta segunda parte del “e-studio de noticias” nos fijamos en diversas escenas de una comunicación en grupo que describe un sistema abierto… posiblemente más eficaz, al menos en muchos casos… para saber escuchar a los alumnos cuando opinan libremente y con iniciativa sobre una noticia y sus consecuencias. Lo cual, como decíamos en la primera parte del presente e-studio, no está reñido con otra clase de actuaciones positivas y mandatos del profesor para que el grupo funcione.

La Noticia del día… (presentada también en la primera parte)
«Un buen profesor no termina la lección cuando suena la campana»

E. Alvarez, Santiago | La Voz de Galicia | 28/05/2019

Andria Zafirakou recibió el “Global Teacher Prize 2018” por su labor como docente en un centro conflictivo del área metropolitana de Londres. Logró dar seguridad al alumnado y sus familias, elevar las calificaciones e implicar a toda la comunidad.

* Las clases son el futuro, los profesores ponemos la semilla de la creatividad, el interés y la motivación, y nuestra responsabilidad es asegurarnos de que los alumnos eligen la dirección correcta.

* ¿Qué cualidades debe tener un buen profesor?
– La principal es que tú disfrutes trabajando y creando relaciones con el alumnado.
– La segunda es que muestres tu pasión por la materia, hasta el punto de que consigas embarcar al alumnado, que camine a tu lado.
– Y la tercera es que el profesor tenga “grandes expectativas de su alumno” y le diga: Esto no es suficiente porque sé que lo puedes hacer mejor.

Escena 1: «SILENCIO»

1.1 Silencio «pasivo» en el grupo: ¿Te pones como una estaca, a ver lo que dicen?.
– Ese silencio no va funcionar bien: la persona que habla en el grupo va a sentirse mal, como si le estuvieras juzgando, interpretando.

1.2 Silencio «activo»: Te pones a escuchar de verdad a cada uno del grupo, eliminando ruidos y distracciones.
– «activo – exterior»: No hablar con otra persona, distraerte con otros asuntos al mismo tiempo … diciendo que le atiendes, pero demostrando que te ocupas en otras cosas.
– «activo – interior»: Tratas de cortar con otras preocupaciones e ideas; y, sobre todo, no estás pensando interiormente cómo interpretar lo que te dice, cómo juzgar sus palabras, qué preguntas hacerle o cómo tranquilizarle.
– El silencio «activo» es ponerte a escucharle de verdad qué quiere decirte cada uno del grupo: T escucho…, le repites de vez en cuando….de verdad, nos interesa oír tu opinión de las cosas, escuchar de verdad lo que tú nos dices.
– El “silencio activo» no consiste precisamente en estar callado sino en demostrarle que sólo escuchas lo que te va diciendo esa persona .. . en el grupo…-

1.3 El «silencio de escucha» es eso; aunque después puedas pasar a otra fase de cómo ayudarle a tomar una decisión, dar tu consejo, interpretar lo que le pasa, etc. si esto fuera necesario.
– Pero escuchar es escuchar; y eso tiene, por sí mismo, una gran ventaja: ayudar al otro, a cada uno del grupo a que se sientan libres para exponer lo que de verdad les pasa, sin sentirse contrariado en su sentimiento real.
– Si esto se logra, es mucho más fácil buscar después otros caminos para entenderse mejor, ponerse de acuerdo en cambiar una conducta o tener un diálogo abierto sobre asuntos de la vida de cada uno.

* ACTIVIDADES: Observar y grabar una escena representando esta técnica de Escucha que está utilizando el Profesor – Conductor de grupo.

Escena 2: «ESPERA»

2.1 Consiste, primero, en no tener prisa; y, si se tiene prisa, decirlo así y concretar un momento en el que se puede escuchar mejor al grupo, ya que se necesita tiempo.
– La «escucha» es una actitud que debe durar siempre y, cualquier momento vale, aunque sea un minuto, para demostrar que estoy escuchando: no juzgo, no aconsejo, no interpreto, no tranquilizo, no desvío la conversación, no interrumpo … escucho cuando es necesario escuchar y, después, ya veremos qué es lo que pasa.
+ Y en esto, en esperar para «ver qué es lo que pasa», está muchas veces el secreto de una buena escucha: darle tiempo al tiempo.
– Generalmente, la persona y el grupo que se siente escuchado empieza a cambiar por dentro, juzgando ellos mismos lo que dicen en el grupo, tomando decisiones, interpretándose, etc.

2.2 Comienza la auto – descodificación del grupo, al que se le invita a evaluar cómo están trabajando, comunicándose en grupo, no inhibiéndose, hablando libremente… y comprobar en qué grado el grupo va tomando conciencia de su comunicación.
-«juzgarse»: en realidad yo … aquello no lo hice o no me expliqué bien.
-«interpretándose»: lo que a mí me pasa es que … teniendo en cuenta …
-«interrogándose»: ¿por qué yo siempre hago las cosas así? … ¿por qué … ?
-«tranquilizándose»: bueno, en realidad yo creo que estoy a tiempo de cambiar. ..
-«aconsejándose»: voy a tomar esta decisión … voy a …
-«desviando» o aparcando un poco el problema … y no dándole tantas vueltas.
-«interrumpiendo» su propio discurso y tomando respiro con otras cosas.

2.3 Auto-evaluación del grupo: Si el grupo no es capaz de hacer eso consigo mismo de juzgarse, interpretarse, tomar decisiones, etc – entonces tal vez sea el momento de ayudarle de otra forma.
– Pero aún así, aunque luego no tome decisiones sobre sí mismo, el que cada uno se sienta escuchado le va a ayudar a proceder mejor en su vida y dejarse incluso aconsejar con más facilidad: si has sentido que otro te ha escucha­do, estás más dispuesto a escuchar también las ideas del otro.
+ La «espera» se demuestra con acciones: estar, no irse, no apurarse en las discusiones en grupo, dar tiempo para que se vaya comunicando y cambiando.

– demostrando realmente que se puede parar el propio reloj y seguir el ritmo del que te habla, y no el tuyo: demostrar de verdad que su problema te interesa más que tu propio tiempo.

* ACTIVIDADES: Montar una escena representando… o analizando esta técnica de escucha, que está utilizando el Profesor – Conductor de grupo.

Escena 3: «MONOSÍLABOS»

+ La técnica de «monosílabos» se ve todos los días en la calle, en un bar, en una cafetería, paseando juntos por cualquier parte.
– Una persona habla y cuenta lo que le pasa; la otra le ayuda a seguir hablando, con un gesto, un monosílabo, una frase pequeña: ya, bien, ah, entiendo, dí dí, te escucho, etc.
+ Son monosílabos que, incluso cuando los decimos por teléfono, demuestran que estamos escuchando; y, si lo dejamos de decir, la otra persona nos recuerda: ¿me escuchas?
– Por tanto, no se trata de algo mecánico que tengo que decir sino de algo que realmente indica que estoy escuchando, sea cual fuere el monosílabo o frase que me sale espontáneamente.
+ Los «monosílabos», en sí mismos, no son, pues, una tomadura de pelo: ¡oh!, ¡ah!, ¡ih!, ¡uh!, ¿eh?.
-La mejor prueba del uso de «monosílabos» está en que, cuando los usamos con sinceridad de escucha y espontáneamente, ayudan a la otra persona a seguir adelante con su relato.
– Pero sí son una tomadura de pelo cuando lo hacemos sin interés por lo que nos dicen y por la persona que nos está hablando: ¿sí? … ¡no me digas! … ¡uyyy!, etc.

* ACTIVIDADES: Montar y grabar una escena representando esta técnica de “monosílabos” que está utilizando el Conductor del grupo.

Escena 4: «ULTIMAS PALABRAS»

+ Es más que el monosílabo: se trata de recoger las últimas palabras que las personas del grupo van diciendo.
+ Y, además, no creo que esa sea la única razón por la que me insultó. Hay otras ….
– … Hay otras, dices…. O decís varios de vosotros?
+ Sí, hay otras: entre ellas porque a mí no me escuchan …. y pasan de mí.
– … Te da la impresión de que pasan de ti cuando estás en grupo.
Sí, pasan de mí.. .. de lo que digo…porque …. si no, ¿cómo te explicas el que ni siquiera me escuchan y hablan o se ríen cuando hablo en grupo.
– … A estar harto … quieres decir. .. o a estar. .. + Sí, sí, a estar harto, harto …
-… Ya
+ Recoger las «últimas palabras» es atender al resumen de lo que cada uno o el grupo entero nos va comunicando.
– No se trata de actuar como un «repetidor automático», sin sentido ni interés. Y es que la técnica de las «últimas palabras» o es sincera … o es un mecanicismo estúpido.
– pero su eficacia se nota enseguida: si la persona que habla admite ese eco sincero, seguirá recogiéndolo ella misma: «Sí, eso es lo que voy diciendo … y, además, mira …
+ La técnica de «últimas palabras» la usamos todos los días con las personas con quienes hablamos o a quien nos gusta atender, incluso en un comercio o cuando el encargado te está vendiendo algo … «.

*ACTIVIDADES: Montar y grabar una escena y analizar después esta técnica que está utilizando el Profesor – Conductor de Grupo.

Escena 5. «ANOTACIONES»

* Muchas veces si nos fijamos en un eficaz Conductor de Grupo (Profesor/ Tutor de Alumnos, Conductor de Escuela de Padres, Director de Grupo de empresarios, Entrevistador/ Entrevistado …. vemos que una de las técnicas que más utiliza es la de:

5.1: «Anotaciones» de lo que va diciendo cada persona y trasladando su idea a «palabras – clave» en el encerado, en el papel, en un block, etc.

5.2 <Palabras-clave”: Por supuesto, siempre utiliza «palabras – clave», breves, simbólicas y no copia, por supuesto, todo lo que cada persona va diciendo y cada uno ve reflejadas sus palabras, sus ideas, sus sentimientos … y nota que se le va teniendo en cuenta, que nada cae en el vacío y en el olvido.

5.3 “Resumen”: Después, de vez en cuando, se va resumiendo lo que se dijo en el grupo y se pregunta: ¿es esto, más o menos, lo que dimos? … o ¿hay algo que añadir, acla­rar, etc.?

5.4 “Escucha activa”: La técnica de «anotaciones» demuestra claramente uno de los aspectos más importantes de la escucha activa: recoger lo que otros dicen, no juzgarlo, no aconsejar, no interpretar, no tranquilizar, no interrumpir, no desviar, no interrogar, simplemente atender a lo que dice y reflejarlo en el encerado o en el papel pantalla.

5.5 “No interpretarlo inmediatamente”: Pero, en todo caso, la técnica «anotaciones», aunque no la utilices, es una buena manera de entender también en qué consiste la escucha: recibir lo que el otro dice, sin interpretarlo.

***ACTIVIDADES: Montar y grabar una escena siguiendo esta técnica que está utilizando el Profesor – Conductor de grupo

Escena 6: «REITERACIÓN»

6.1 Reiterar: Nos vamos acercando ya a una de las técnicas más importantes en la escucha individual y en grupo: «reiterar» lo que la otra persona te va diciendo.
– «lter», en latín, de donde viene la palabra, significa «camino». Y «re» significa «de nuevo»: reiterar.

6.2 Selección: Reiterar es repetir lo que el otro dice, pero con una selección especial: repetir lo que el otro dice, pero cuidando de ponerte de nuevo en el camino que el otro va marcando con sus palabras.
* A mí me parece, dice alguien en el grupo, que nosotros consumimos mucho en vestir, es una exageración, no debiéramos gastar tanto en eso.
-… preferías gastarlo en otras cosas.
+ Sí, claro, hay muchas cosas en qué gastar ese dinero. Y, además, nunca estás conforme con lo que tienes: la moda cambia cada día y no sabes si vas bien o vas mal. Y esto perjudica: la preocupación por dar una imagen te obliga a no ser tú mismo y a andar al gusto de lo que acontece cada día.
-… si te entiendo bien, el consumo loco no ayuda a desarrollarse uno tal como es.
+ Claro que no. Y además es una lata: qué llevas … qué traes … qué pones …
-… te gustaría andar más a tu aire.
* Claro, pero ….
-Ves todavía algunas dificultades para romper con todo eso…
Algunas dificultades, sí … porque, si rompes, te quedas un poco al margen, sin quererlo: algo que puedas hacer tú sin más … a no ser que estés en una pandilla donde hay gente que no le preocupa demasiado todo eso …
-Por lo que dices, la dificultad no lo ves tanto en romper con la moda sino con el grupo, ¿es eso?
+ Sí, tal vez es eso … Y es que, muchas veces, hacemos las cosas porque …

6.3 La técnica «reiteración» va más allá de los «monosílabos» o de las «últimas palabras» y se aplica generalmente cuando la conversación ya avanzó un poco y se ve más claro qué es lo que la persona quiere comunicarte.
– aunque el proceso no es así de lineal y riguroso, sueles comenzar con «monosílabos» para demostrar que estás al hilo de la escucha …
– sigues después con «últimas palabras», demostrando una presencia más integral y cercana.
– y llegas ahora a la «reiteración», demostrando además que entiendes muy bien lo que quiere comunicarte, utilizando tal vez palabras similares, pero sin salirte de la idea principal.
+ La «reiteración» es manifestar en otras palabras lo que el otro te va comunicando, pero sin añadir ninguna idea o sentimiento propio tuyo.
-y, por supuesto, una vez más, sin juzgar, aconsejar, interpretar, tranquilizar, interrumpir, desviar o interrogar sobre lo que la otra persona te está comunicando.

* ACTIVIDADES: Montar y grabar una escena siguiendo esta técnica.

Escena 7: «NOMBRE»

Es importante el esfuerzo que hacen algunas personas por atenderte bien cuando se aprenden tu nombre al llegar a la recepción de un hotel, en el despacho de un profesional, en la entrega nominal de un billete de viaje, al cobrar una cuenta y darte las gracias, con tu nombre incluido, al despedirse por teléfono y, por supuesto, en el trato normal y diario del «adiós, Marta», «hasta luego, Pepe».

7.1 El Tono: Claro que todo depende del tono que se utilice para decir tu nombre:
– «Me llamo Arturo; pero siempre que mi abuela me decía: «Don Arturo, ¿se puede saber que hace usted por ahí?» … sonaba a bronca. Tenía entonces unos seis años y siempre el «Don» puesto delante de mi nombre era un toque de atención: algo malo había hecho, a juicio de los mayores».
– Efectivamente, el nombre se puede volver contra uno cuando trae el recuerdo fastidiado de usos indebidos por parte de los demás, como en el caso de «atenciones comerciales» escritas o de palabra en el que separen de tu nombre y te lo repiten con un tono tal vez sofisticado; pero nada hay tan bueno, dulce y personal como el saber que te escuchan a tí, nominalmente a tí, sin vueltas y con sinceridad.

Escena 8: «RESUMEN»

Una de las demostraciones más claras de que estás o no estás escuchando al otro es que, si escuchas, eres capaz de resumir lo que el otro dijo. Si, en cambio, no estás escuchando sino pensando en qué tienes que responder a lo que otros dicen … te va a ser muy difícil el «resumir».

ACTIVIDAD: A veces, cuando se comunican en grupo, se va anotando alguna palabra clave en el encerado o, en todo caso, preguntando a los mismos participantes del grupo:
-“¿qué hicimos hasta ahora”… ¿dónde estamos?”… ¿”qué sería lógico ver a continuación… sugerencias?… os va quedando claro — alguien quiere habar o añadir algo…”?

*ACTIVIDADES: Una escena de tu campo profesional con técnica de «Resumen»

Escena 9. «INFORMAR AL GRUPO»

Efectivamente, hasta ahora, las “formas de escucha” estudiadas tienen siempre un carácter «receptivo»: silencio, espera, monosílabos, últimas palabras … facilitan el que otro hable y diga lo que quiera, mientras tú «recibes» lo dicho.
Ahora, en cambio, cuando hablamos de «información», parece que cambiamos el sentido de receptivo a «emisor»: tú emites información para que el otro reciba lo que tú dices.

9.1 ¿Qué significa «dar información» al que te está comunicando algo?
+Información «correctiva»: «Me estás diciendo esto y esto … pero no es verdad lo que me dices … ya que el otro día … »

-En este caso, intentas corregir lo que el otro dice, dándole datos que están en contradicción con sus palabras.

+Información «reactiva»: «Me gusta mucho lo que me dices porque … (+)» … o también … «no me gusta nada lo que me dices porque … (-)»
-En este caso, en cambio, informas de tu reacción positiva ( +) o negativa (-) ante lo que te va diciendo.

+Información «neutra»: «El otro día me dijeron que lo de vacaciones está arreglado y que vais a tener la oportunidad de … En fin, te lo digo para que tú lo tengas en cuenta en tus decisiones … o en tu forma de ver las cosas en este momento … »
-Informas sobre datos que debe tener en cuenta el que te habla y que probablemente no conoce; pero tu intención directa no es darle una opinión o un dato para que cambie su sentimiento o su conducta sobre algo … sino para que, si quiere, lo tenga en cuenta en su forma de proceder o de ver las cosas.

+Momento clave: Y aquí está lo que llamábamos «el momento delicado»: tanto la información «correctiva» como la información «reactiva» están en contradicción con la técnica de escucha de la que estamos hablando; ya que, al fin y al cabo, tratan de juzgar -aconsejar -tranquilizar o implicarte con el que te está comunicando algo.
-Por su parte, la información «neutra» pretende no implicarse ni corregir lo que alguien te está comunicando; pero, si no se hace en el momento y forma adecuados, puede traer problemas en la comunicación, tal como se describe en la siguiente experiencia de un chico de 14 años.

Escena 10: «ESCUCHA LO QUE TE DICE… PERO FÍJATE EN SUS SENTIMIENTOS»

10.1: Dar con el SENTIMIENTO que determinados HECHOS pueden producir en el sujeto.
Esto es: el sujeto (alumno, hijo, padre, etc.) viene a tí porque «algo le ha sucedido» (HECHO) que «le ha dejado mal» (SENTIMIENTO)
«Dejar mal» quiere decir que se siente angustiado, oprimido por lo que «le ha sucedido»: se siente odiado, no amado, tiene remordimiento de algo; a veces, incluso aturdido, desorientado, sin saber qué hacer para que HECHO no le desintegre en el SENTIMIENTO que él tiene o desea tener sobre sí mismo.

10.2: Sentimiento positivo: Dicho de otra forma: cada persona desea tener un SENTIMIENTO positivo sobre sí mismo, ser estimado, valer para algo, encontrarse útil, que cuenten con uno; pero, a veces, los HECHOS nos juegan una mala pasada: nos dejan mal, nos amenazan o son indicativos que los demás no nos aprecian, prescinden de nosotros o nos viene encima tal cantidad de cosas que no sabemos si podremos con ellas.

10.3: Una actitud: comprensiva: Vamos a suponer que el sujeto se presenta a la Entrevista con esa doble carga: los HECHOS que sucedieron y el SENTIMIENTO que se ha producido en él con ese motivo.
Supongamos también que el Tutor adopta con el alumno, con los padres o éstos con sus hijos una Actitud Comprensiva; esto es: no trata de Valorar, Interpretar, Tranquilizar o Explorar. Simplemente, acepta y trata de Comprender cómo el sujeto se está viendo en ese momento. A pesar de esa Actitud previa, el Consejero puede despistarse.

10.4: Dos caminos: «el sentimiento … sí» / «los hechos … no»
El Conductor del grupo debe intentar captar el sentimiento que se esconde detrás de unos hechos ¿Cuál será «su sentimiento»?

10.5: Escucha lo que te dice, pero fíjate en lo que quiere comunicarte
En el 1er paso dejamos fuera LOS HECHOS y nos quedamos con los SENTIMIENTOS. Y, dentro de estos, con el «sentimiento dominante», que nos indica con mayor profundidad cómo se ve la persona en este momento.
Ahora, en el 2º paso, hemos de hilar más fino.
Cuando una persona habla de algo que le sucede (HECHO) suele indicar con gestos, con palabras, la reacción favorable o desfavorable que tales acontecimientos le producen (SENTIMIENTO).
Pero, así como en los «hechos» que nos cuenta, a unos les presta mayor atención y otros los pasa ante nos­otros sin darles importancia, eso mismo puede suceder ante los «sentimientos» que nos va descubriendo:
-a unos les presenta como intrascendentes, que no viene al caso
-otros los destaca para que nos fijemos bien en ellos
-otros los encubre o apenas los deja asomar en su conversación
¿Cuáles son los que él de verdad trata de comunicarme?

10.6: Fíjate en lo que tú también oyes
«Si alguien te enseña «su» jardín, no te fijes en las flores -dice un proverbio bastante chino- si quieres que alguna vez vuelva a invitarte».
– Lo que «tu oyes» -por bien que oigas- no coincide a veces con lo que «trata de comunicarte». Lo que «tú ves» -por bien que veas, y más si ves bien- no siempre coincide con lo que el jardinero «trata de enseñarte».
– Si tú, lo que pretendes, es ver el jardín, vale. Si lo que pretendes es ver el panorama de la persona que se entrevista contigo, sus problemas, sus defectos, su situación y formarte un juicio sobre ella, vale.
– Pero si tú pretendes, es ver el jardín, vale. Si lo que pretendes es ver el panorama de la persona que se entre vista contigo, sus problemas, sus defectos, su situación y formarte un juicio sobre ella, vale.
– Pero si tú intentas atender a la persona, a cómo se ve ella, a que ella tome la iniciativa, fíjate en lo que ella «TRATA DE COMUNICARTE», no en lo que «TU TAMBIÉN OYES» o lees entre líneas.
-El ángulo perceptual: La persona («el jardinero») desea que veamos las cosas «desde su punto de vista». No se trata de que nosotros tengamos «otro punto de vista mejor, más amplio, más certero». Sino de ver las cosas desde su ANGULO PERCEPTUAL: cómo las ve él en ese momento.
-Es muy posible que su visión esté confusa «aquí-ahora». Pero no se trata de darle la mía «que me parece más clara», sino de que yo acepto el que él las ve así. Eso le va a dar confianza: si yo acepto su punto de visión, tal como él me lo quiere comunicar, es muy probable que él mismo empiece a comunicarme «otros pun­tos de vista» que quizá tenía ocultos o no se atrevía a exponerlos.

AUTOVALORACIÓN FINAL

Tal vez podamos reflexionar en grupo cómo nos ha ido en cada una de estas 10 variables otras que se pueden traer a consideración y, en paréntesis personal ( ) puntuar la frecuencia (F) y la eficacia (E) que, a nuestro juicio, hayan tenido en nuestro trabajo de comunicación en grupo

1. SABER ESCUCHAR (en negativo -)
1.1 NO JUZGAR lo que dice, facilitar su expresión, sin barreras.
1.2 NO ACONSEJAR demasiado pronto: dejar que busque su camino.
1.3 NO INTERPRETAR, dándose uno de entendido de saber lo que pasa o sospecha.
1.4 NO TRANQUILIZAR, restándole importancia a lo que comunica.
1.5 NO CORTAR, dándole un parón a lo que va diciendo, no atendiendo, etc.
1.6 NO DERIVAR la conversación hacia temas de interés propio
1.7 NO INTERROGAR con preguntas que puedan parecerle comprometidas.

2. SABER ESCUCHAR (en positivo+++)
2.1 SILENCIO: no sólo exterior sino también interior (olvidar mis preocupaciones, actitudes, reacciones y demostrar mi atención sincera y total).
2.2 ESPERA: decir y demostrar que tenemos tiempo para escuchar de verdad y, si no lo tenemos, decir cuándo lo podremos tener, no apresurarse a solucionar las cosas inmediatamente.
2.3 MONOSÍLABOS: «ya, muy bien, te entiendo, sigue … «son pequeños indicativos de que estamos atendiendo y facilitamos su comunicación.
2.4 ULTIMAS PALABRAS: repetir las últimas palabras es una buena señal de que seguimos exactamente lo que nos van diciendo y no deformamos con nuestro lenguaje distinto lo que de verdad quiere comunicarnos.
2.5 ANOTACIONES: es una forma que muy raramente usan los padres cuando escuchan a los hijos y consiste en anotar algo en la conversación para después hablar sobre lo que se está diciendo. Esta técnica se utiliza mucho en reuniones de grupo y facilita el que cada uno vea reflejado lo que dice en el encerado, sin que nadie altere lo que va comunicando.
2.6 REITERACIÓN: reflejar b que va diciendo, sin repetir exactamente sus palabras sino solamente el sentido de lo que quiere comunicarte.
2.7 NOMBRE: intercalar oportunamente el nombre de quien habla, si se hace con interés sinceridad, ayuda a que la persona se vea atendida más «personalmente» en lo que dice.
2.8 RESUMEN: si la conversación dura un tiempo, es útil hacer un resumen de lo que va diciendo y vamos escu­chando; el volver un poco atrás permite centrarse más en lo que se va diciendo
2.9 INFORMACIÓN: a veces es útil el facilitar datos nuevos a la persona que estamos escuchando; esto no es «aconsejar», «juzgar», «interpretar», «dar opinión» … sino ayudarle, en el momento oportuno a que piense con más realismo, y tenga en cuenta otros datos.
2.10 HECHOS, ¡No! … IDEAS y SENTIMIENTOS, ¡Si!: Con frecuencia nos hacemos un lio con los HECHOS que una persona cuenta, sin fijarnos en que el HECHO, a veces, no es más que el vehículo o la ocasión para que entendamos bien la idea o el sentimiento que necesita comu­nicarnos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies