4. ACTIVIDADES

Actividades para los objetivos conceptuales

4.1 Emplear alguna variante (de las incluidas en la Guía del profesor A. La noticia) del juego que sirve para seguir las siete pistas de la noticia.

4.2 Investigar los quién de la noticia. Visitar la web de la RAE y obtener datos sobre:

  • Año de fundación, fundador, qué rey la hizo real.
  • Cuál es su lema.
  • Cuál es su objetivo fundacional y su misión actual.
  • Cuál es su sede.
  • Quién es su actual presidente.

4.3 Investigar la Asale.

  • ¿Quién la fundó, cuándo y dónde?
  • ¿Qué objetivos se propone?
  • ¿Cuántas Academias la componen?
  • ¿Hay alguna que sea de algún país en el que el español no sea lengua oficial?
  • ¿Cuál es la decana de las hispanoamericanas?

Actividades para los objetivos procedimentales

4.4 Jubilar la ortografía, como proponía García Márquez, puede intentarse, al menos en pequeña escala, para comprobar si resulta tan sencillo. Los alumnos (divididos por grupos o individualmente) redactan un texto (o copian una noticia) siguiendo alguna de estas antirreglas de ortografía (sólo una por grupo o alumno):

  • Antirregla 1: se escribirá siempre la V como B, la LL como Y; se ignorará la H.
  • Antirregla 2: se unificará la ortografía de CA, CO, CU, QUE, QUI y K en la grafía K; se unificará ZA, ZO, ZU, CE, CI en la grafía Z. Asimismo, se simplificará la CH en C.
  • Antirregla 3: todo lo que suene comoga se escribirá con J y todo lo que suene como gue se escribirá con G.

Después, los grupos o los alumnos se intercambian los escritos y cada uno corrige el texto del otro según las antirreglas que hayan aplicado. ¿Habrá faltas (o antifaltas)?

Por último, unos leen los textos de otros, lo que servirá, sin duda, para comprobar que no resulta tan fácil desacostumbrarse a la ortografía. (Por supuesto, esta actividad debe adaptarse a las edades. En cursos superiores se puede intentar en una segunda sesión aplicar todas las antirreglas; en los cursos de primaria quizá sea más adecuado -confundiría menos- empezar por la antirregla 2).

4.5 Consultando la Ortografía de la Academia(que se puede leer en Internet, aunque conviene avisar de que es un documento bastante grande en bytes: http://www.rae.es/rae/gestores/gespub000015.nsf/(voanexos)/arch7E8694F9D6446133C12571640039A189/$FILE/Ortografia.pdf), un ejercicio interesante es señalar las partes en que se divide, que reflejan los distintos campos de aplicación de las normas. ¿Cuáles de estas normas parecen más importantes, difíciles de aprender, discutibles…?

4.6 ¿Sabes por qué aquí escribimos a veces ortografía con mayúscula? A ver si eres capaz de encontrar la respuesta en la Ortografía.

Actividades de ampliación

4.7 (Para trabajar el primer objetivo procedimental). Junto a esta noticia, hubo otras dos que llamaron nuestra atención entre las que estos días generaron ambos congresos: La RAE creará un banco léxico con 300 millones de palabras del siglo XXI y un microdiccionario (29/03/200), en http://www.lavozdegalicia.es/buscavoz/ver_resultado.jsp?TEXTO=5670788&lnk; y La «Nueva gramática de la lengua española» se aprobó ayer en Medellín (25/03/2007), en http://www.lavozdegalicia.es/buscavoz/ver_resultado.jsp?TEXTO=5660571.

  • Se trata ahora de buscar en estas noticias cuáles son los otros proyectos en los que está inmersa la RAE y saber qué son los diccionarios, gramáticas, lexicones…
  • También se propone clasificarlos entre publicaciones impresas y electrónicas (o ambas).
  • Y, de las electrónicas, señalar de cuáles se puede disponer en Internet.

Actividades actitudinales

4.8 (Para trabajar los objetivos actitudinales). El prólogo de la actual Ortografía (http://www.rae.es/rae/gestores/gespub000015.nsf/(voanexos)/arch7E8694F9D6446133C12571640039A189/$FILE/Ortografia.pdf) ofrece una breve historia de cómo se fueron fijando las normas ortográficas desde los tiempos en que se fundó la Academia y cómo debieron en ocasiones desechar otras propuestas (algunas, bastante razonables). Se trata de leer este prólogo para descubrir:

  • qué aporta la Ortografía al idioma;
  • por qué es buena esta norma ortográfica;
  • qué critican sus detractores;
  • qué sugieren otros estudiosos;
  • qué dificultades supondría cambiar ahora la norma (¿se podría cambiar?);
  • quién decidió que se enseñara en las escuelas y cuándo lo hizo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies