Jesús Garrido

Ahora que ya estamos a finales de curso, somos, sin duda, capaces de interpretar, comentar, dar opinión, comunicar, compartir reflexiones propias sobre lo que la magia de los refranes nos puede ofrecer al trabajar con la noticia en el aula.

He aquí algunos. El que no oye consejo no llega a viejo. Al saber le llaman suerte. Nunca es tarde si la dicha es buena. No hay atajo sin trabajo. Más vale prevenir que curar. No hay mal que por bien no venga. A mal tiempo buena cara. No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Quien no arriesga no gana. De los errores se aprende. El que tiene boca se equivoca. El saber no ocupa lugar. El que lee mucho y anda mucho… Preguntando se llega a Roma. Lo que fácil llega fácil se va…

Actividad

Proponemos un trabajo un poco difícil, pero creativo… porque, a esta altura del curso, ya estamos muy entrenados.

1. Buscamos un refrán de los indicados, por ejemplo, el primero: al mal tiempo, buena cara. Ahora elegimos una noticia de esas que nos fastidian mucho. Teníamos programada una excursión de los que estamos en clase y comienza a llover… ¡Qué fastidio, no? ¿Cómo se pone buena cara?

2. Otro ejemplo: quien no arriesga no gana. ¿Puedes buscar una actividad del colegio, tal vez deportiva, a la que se le pueda aplicar el refrán?

3. Y vamos más allá. Por ejemplo, el que tiene boca se equivoca. ¿Te suena a algún fallo que pensábamos que era cierto y luego vimos que no? O… el pesimista que acabó en realista: No hay mal que por bien no venga.

Ánimo, pues, en la aplicación de refranes y… ¡buena suerte!

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies