CARMEN VÁZQUEZ DE PRADA

Los psicólogos decimos que hay que «cuidar los inicios y los finales», porque es lo que nos deja huella, lo que recordamos. Y ahora estamos en esa etapa: el final de curso. Y es un momento para poner en valor todo lo que hemos conseguido y aprendido, para saborear esos buenos momentos. También para reflexionar sobre los momentos más difíciles, o lo que no nos ha gustado y querríamos que no volviera a pasar. Porque de todo se aprende. Y no es un dicho, es la realidad. ¡Todo es aprendizaje!, solo tenemos que vivirlo así y utilizar nuestra fortaleza del «amor por el aprendizaje».

Así que, antes de ponernos las chanclas y el bañador, tomemos un momento para hacer un repaso y preguntarnos: ¿Cómo me ha ido este curso? Si eres profesor: ¿Cuánto de satisfecho estás con lo conseguido este año con tus alumnos? Si eres alumno, y dejando al margen las calificaciones: ¿Qué he aprendido? ¿Qué es lo que más me ha gustado del curso y qué es lo que menos me ha gustado? ¿Cómo han sido las relaciones con mis compañeros/amigos? ¿Si pudiera cambiar una cosa, qué cambiaría? ¿Y si pudiera mantener una cosa, qué mantendría?

Os proponemos hacer un balance, una revisión con críticas constructivas y responder a todas estas preguntas que nos llevan a reflexionar y aprender.
Con esto, cerramos el capítulo de nuestro año escolar y abrimos las puertas al verano. Y con el verano, las esperadas vacaciones:

¿Qué te apetece hacer? ¿Cómo te gustaría que fueran? ¿Qué planes tienes?.

Lo que tenemos en verano, que no tenemos durante el curso es tiempo libre. Recuerda aprovecharlo activamente:

Con tus amigos, por supuesto, desarrollando tus fortalezas sociales

Descansando, desconectando y disfrutando (nuestras 3 D´s)

Aprovechando el tiempo con lo que más te guste hacer: deporte, leer, escribir, bailar, bañarte, tomar el sol…

Descansando también del móvil y las pantallas. Es importante tener tiempos de desconexión. Prueba y verás

Si tienes la oportunidad de viajar, no dejes de hacerlo y activa tus 5 sentidos y la fortaleza de la curiosidad!

Conoce gente nueva haciendo, yendo a sitios diferentes: Investiga y descubre

Trabaja y gana algo de dinero: de babysitter, socorrista, camarero… segando la hierba del vecino, paseando perros. Hay mil cosas que se pueden hacer.

Asiste a algún taller o programa de orientación vocacional. Si no sabes qué quieres estudiar, o en qué te gustaría trabajar, es un buen momento para dedicarle tiempo a planificar y decidir tu futuro. Hay muchas opciones!

Ayuda a alguien conocido o desconocido y pon en práctica la fortaleza de la generosidad / amabilidad.

Hay una gran variedad de opciones para poder ayudar a otros que lo necesitan a través de programas de voluntariado. ¿Qué significa ser un voluntario? Es la persona que, por elección propia, dedica una parte de su tiempo a la acción solidaria, altruista, sin recibir remuneración a cambio. Es un estilo de vida. Hay muchas personas que practican el voluntariado sin saberlo: tienden una mano desinteresadamente en los lugares donde es necesario y lo adoptan como una actitud cotidiana, un comportamiento diario, sin esperar recibir nada a cambio.

Los valores que mueven a un voluntario son, sobre todo dos: la empatía y la solidaridad.
¿Quieres ayudar y colaborar en un proyecto de voluntariado? Cerca de tu casa, en otras partes de tu comunidad, en otro país europeo, o en otro continente. Si quieres ayudar cerca de tu casa, te sugerimos que te acerques a tu ayuntamiento y preguntes por los programas de voluntariado.

Si quieres saber qué ofrece Galicia este verano, puedes buscar aquí en la web de Xuventude. Si lo que te apetece e interesa es una experiencia internacional, en el extranjero, existen numerosas opciones y plataformas. Te sugerimos que le eches un vistazo al servicio de voluntariado europeo, donde encontrarás un montón de información. O en un portal de experiencias en Latinoamérica. Para los más viajeros y aventureros, os compartimos estas plataformas internacionales que cuentan con una buena reputación para comenzar a trabajar: www.workaway.info/ y www.aupairworld.com/es/.

La oferta es muy variada, adaptada a todo tipo de personas. Solo necesitáis dos ingredientes: ganas, motivación por ayudar disfrutando de un verano diferente, y tiempo para la búsqueda de un programa de voluntariado que se ajuste a tus necesidades e intereses.

Felices vacaciones a todos.


Carmen Vázquez de Prada es socia de Catemo Educación

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies