El reportaje de hoy es que el rape que se vende en España es capturado en Gran Sol, y no en el litoral norte y noroeste de la Península, o sea, la costa cantábrica y la gallega. Pero si lo traemos aquí es porque es un pescado que tiene un precio contenido (casi no ha subido desde el 2001, no como otros, que en lugar de estar por las aguas están por las nubes) y, sobre todo, porque, después de probarlo, no volverás a decir que no te gusta el pescado. Es muy apreciado por su sabor y la textura de su carne y, además, no tiene muchas espinas,

En la plaza pueden encontrarse dos variedades: el rape negro y la juliana. Siendo el primero más apreciado (y de color más claro) que el segundo, lo cierto es que cualquiera de los dos es un manjar y que casi no se diferencian después de cocinarlos. Eso sí, es tan feo que en Galicia lo llamamos peixe sapo, con toda la razón.

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies