El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, visitó ayer el CEIP de Lourido, de Poio, para presentar el Plan Integral contra o Acoso e o Ciberacoso Escolar. «Non pode haber ningún abusón no colexio», les dijo a sus 165 alumnos. «Non pode haber ninguén que estea rompendo a convivencia ou abusando de que ten máis forza», añadió, y por eso el plan, además de otros medios, prevé establecer «puntos laranxas», en los que se podrá denunciar de forma anónima este tipo de situaciones, para ponerles remedio cuanto antes. «Hai que detectalos en seguida. Primeiro, para facerlle que cambie, para facerlle entender que así non se vai a ningunha parte», dijo el presidente del Gobierno gallego.

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies