Los tetos, como tú los llamas, son los pezones de las glándulas mamarias de las vacas. En los mamíferos, cada glándula mamaria tiene un pezón, que sirve para que la cría succione la leche. El número de glándulas mamarias y, por tanto, de pezones está relacionado con el número de crías por parto que puede tener cada especie. Varía entre las dos de los primates y las dieciséis de los cerdos. Las vacas, como ya sabes, tienen cuatro glándulas con un pezón cada una. La posición de las glándulas también varía según las especies. Pueden estar colocadas en la zona del tórax, sobre el abdomen o entre las ingles. Lo más común entre los mamíferos es tener un número par de glándulas distribuidas en dos o tres de estas posiciones. Las perras, por ejemplo, tienen dos en el tórax, dos en el abdomen y dos o cuatro entre las ingles. Las cerdas, sin embargo, tienen seis en el tórax, seis en el abdomen y cuatro entre las ingles. Sólo los seres humanos y los elefantes tienen dos únicas glándulas en el pecho.

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies