Pregunta: Uxía Otero Carrera, 11 años, CEIP Fermín Bouza Brey, Ponteareas (Pontevedra).
Responde: Francisco Armesto Ramón.

En igualdad de condiciones físicas (peso, estatura, entrenamiento, etc.) existen diferencias anatómicas y fisiológicas entre chicos y chicas, razón por la que tienen capacidades físicas diferentes. La evolución biológica modeló durante millones de años el cuerpo humano de hombres y mujeres y la principal causa de ese diferente desarrollo son las hormonas sexuales, unas sustancias químicas que se fabrican fundamentalmente en los órganos sexuales. La testosterona es la hormona que más caracteriza a los varones, y su mayor presencia desde etapas embrionarias hace, por ejemplo, que los huesos sean más gruesos, la musculatura más voluminosa y los ligamentos y tendones más duros; por esa razón tienen más fuerza. De ahí que algunos deportistas tramposos utilizaran la testosterona para mejorar sus resultados. Al tener menos masa muscular y huesos más livianos, las articulaciones de las chicas permiten movimientos más amplios; además, sus tejidos (músculos, cartílagos, ligamentos, tendones) tienen algo más de agua, lo que incrementa la elasticidad. Por eso, en general, las mujeres muestran mayor flexibilidad.

Haz tu pregunta

3 + 13 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies