Pregunta: Luciano Martín, 10 años.
Responde: Francisco Armesto Ramón.

Al cortar las cebollas se liberan sustancias que reaccionan entre sí produciendo gases. Estos vapores incluyen algunas que contienen azufre, y que en contacto con el agua que recubre nuestros ojos crean un ácido muy irritante que se llama ácido sulfúrico. El intenso picor o quemazón que produce es lo que desencadena que las glándulas lacrimales viertan todo contenido -lágrimas- con el objetivo de limpiar la superficie de los ojos. De esta forma, las lágrimas se convierten en un mecanismo de protección.

Haz tu pregunta

5 + 1 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies