Las enfermedades mentales incluyen una amplia variedad de problemas en la forma de pensar y de funcionar de algunas personas. Los científicos saben que algunas de estas enfermedades se deben a que el cerebro tiene alguna anomalía en su anatomía o en su funcionamiento químico. Las lesiones cerebrales y el abuso de las drogas y el alcohol también pueden desencadenar la aparición de algunas enfermedades mentales. Las señales de enfermedades mentales crónicas, como el trastorno bipolar o la esquizofrenia, pueden empezar a manifestarse en la infancia. Las enfermedades que pueden afectar a los adolescentes son la depresión, los trastornos de la conducta alimentaria como la bulimia o la anorexia nerviosa, el trastorno obsesivo-compulsivo y las fobias.

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies