Porque la mayoría de los gallegos que compran periódicos, Sonia e Irene, prefieren leer en castellano, según revelan las encuestas. En esta cuestión sucede como con los programas de televisión: los espectadores dicen que los programas que más les gustan son los culturales y los reportajes sobre naturaleza, pero los estudios de audiencia demuestran que no es así. Con el idioma gallego ocurre que muchos de los que proclaman la necesidad de que se imponga en todos los medios de comunicación se encuentran más cómodos frente a textos en castellano. La situación varía un poco si nos referimos a la comunicación oral, donde nuestra lengua tiene más aprecio.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies