Pregunta: Carolina Figueira Bermúdez, 12 años, CEIP Vicente Otero Valcárcel, Carral (A Coruña).
Responde: Susana Pérez Castelo.

Percibimos el sabor de los alimentos a través de unas células receptoras que están localizadas en la superficie de la lengua, y que se encuentran agrupadas en unas estructuras llamadas papilas gustativas. Existen diferentes tipos de papilas, que permiten percibir los sabores dulce, salado, amargo, ácido y umami. Que alguien tenga preferencia por unos u otros depende de varios factores, como, por ejemplo, del número de papilas que posea de cada tipo, pues varía de una persona a otra. Además, con la edad va disminuyendo el número de receptores del gusto que tenemos, por lo que un alimento puede tener distinto sabor para un niño que para una persona anciana.

Haz tu pregunta

12 + 13 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies