OLGA SUÁREZ

1492, inicio de la conquista española de América, es la fecha clave que encontrarás en los libros de texto para marcar el fin de la Edad Media, pero años antes de este hito histórico ya se empezó a respirar en Europa un ambiente de tiempos nuevos, una etapa conocida como Renacimiento que surgió en Italia y que, tal y como descubrirás, es una de las épocas más interesantes de la historia por el movimiento cultural que se creó en ella. Las ciudades florecieron gracias a la burguesía, esa nueva clase social interesada por recuperar las corrientes artísticas del pasado y favorable a una transformación cultural, política, social y económica. Este nuevo espacio de esplendor cultural, en el que los artesanos anónimos de la Edad Media pasaron a ser reconocidos artistas, ha sido una gran inspiración para novelas gráficas que recrean aventuras y misterios reales y ficticios, pero que en todo caso te ayudarán a entender un poco mejor la historia que se estudia en secundaria y en bachillerato.

 

«Fóra do mapa»

El primero de ellos, Fóra do mapa, te sumergirá en la Venecia de los grandes mercaderes y descubridores del siglo XV. A partir de un enigmático asesinato que se comete en la primera página, podrás ir conociendo a los diferentes protagonistas de la época: burgueses, cartógrafos, esclavos, navegantes, comerciantes y gobernantes de ambición desmedida. Escrita en gallego por Emilio Fonseca, este cómic ganó el Premio Castelao de Banda Deseñada en el año 2016.

Ya desde el principio muestra el poder que empezaban a tener los cartógrafos, creadores de mapas de tierras lejanas que podían llevar hasta las valiosas especias de las Indias. Ambientada en un corto período de tiempo en el que se inventó la imprenta, se descubrió América y se realizaron las primeras circunnavegaciones del globo terráqueo, tiene claras referencias a los grandes acontecimientos del momento. «O saber xa non está nuns poucos mosteiros ou bibliotecas importantes, agora está por todos lados», dice un personaje convencido de las posibilidades de la imprenta.

«El buscón de las Indias»

El Renacimiento también es la época de la expansión territorial. Las especias asiáticas estaban muy cotizadas y su comercio era muy rentable. En España, los Reyes Católicos financiaron el viaje de exploración que les ofreció el marinero Cristóbal Colón con el fin de buscar otra ruta hacia la India por el oeste, atravesando el Atlántico. El viaje, que culminó con el descubrimiento de América para los europeos, fue el primero de muchos otros que se sucedieron a lo largo de esa época tan rica artísticamente conocida en España como Siglo de Oro. El segundo cómic enlaza con una gran obra que encontrarás en el temario de Literatura, El Buscón, de Francisco de Quevedo. En su último párrafo, el protagonista cuenta brevemente que viajó a las Indias en busca de fortuna, pero que su suerte no hizo más que empeorar. Prometió detallar los pormenores de ese viaje en una segunda parte, pero Quevedo no la llegó a escribir. Juanjo Guanido y Alain Ayroles se atrevieron a hacerlo, cuatro siglos después, en una novela gráfica que supone un homenaje al escritor. Y trasladan al Nuevo Mundo las aventuras del personaje creado por el gran enemigo de Luis de Góngora, en una obra en la que podrás imaginar el ambiente de esa América colonial, de la Corte de Madrid y de las naves que cruzaban el océano.

 

«Las meninas»

Saltamos un poco en el tiempo para conocer a través del cómic a otra de las figuras que pueden caer en cualquier examen de arte, Velázquez, y el más famoso de sus cuadros, Las meninas. La obra de Santiago García y Javier Olivares se adentra en la vida del famoso pintor sevillano, su infancia, su relación con el rey Felipe IV y cómo llegó a pintar Las meninas, obra cumbre del Barroco español. Y además en medio del relato se cuelan otros personajes que, como Goya o Picasso, se vieron profundamente influidos por la obra de Velázquez.

 

 

 

 

Ruta de Europa a las Indias en dirección oeste

La realidad en muchas ocasiones supera a la ficción. Es una frase muy recurrente cuando se leen en el periódico algunos sucesos reales que parecen guiones de película. Pues bien, muchos de los hechos que ocurrieron en el pasado y que con el tiempo transformaron la sociedad hasta convertirla en lo que hoy conocemos, fueron episodios que pueden aprovecharse para ambientar las más increíbles aventuras de una película, un libro o un cómic. Es el caso de esta obra elegida para animar a los alumnos de primaria a que se adentren en la historia de los grandes conquistadores. Sobre el año 1500, los europeos se lanzaron a la conquista de los mares. Tenían barcos capaces de atravesar los océanos e instrumental de navegación cada vez más eficaz. Y, sobre todo, tenían excelentes motivos para viajar lejos, muy lejos: querían llegar hasta las Indias Orientales (de la India a China y Japón) y regresar con especias, seda y metales preciosos, muy cotizados en Europa en aquella época.

En este contexto zarpó la expedición de Fernando de Magallanes, capitán portugués que, tras navegar y combatir en Indonesia, puso su experiencia al servicio del rey de España y propuso un desafío: encontrar una ruta desde Europa hasta las Indias en dirección oeste (la ruta lógica, por el este, era portuguesa). Así comenzó una increíble aventura que llevó a un grupo de hombres a dar la primera vuelta al mundo.

Editado por Anaya, este libro lleva por subtítulo La primera vuelta al mundo en 1080 días, en un claro homenaje a uno de los escritores de aventuras más importantes y más leídos de todos los tiempos, Julio Verne. Pero eso es otra historia.

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies