Colegio Divina Pastora MM Franciscanas de Ourense
Profesores:
  • Gonzalo Sánchez Busons
  • Cristina Bravo Bosch

Al Colegio Plurilíngüe Divina Pastora MM Franciscanas de Ourense se accede por la calle Manuel Pereira; ahí se encuentra la especie de túnel por el que llega el alumnado y la comunidad educativa. Es un acceso caótico en la denominada hora punta: poco aparcamiento, calle estrecha, y los automóviles que van dejando y recogiendo su precioso pasaje, nuestro alumnado. Se forman colas, se aparca sobre pasos de cebra, se genera contaminación acústica, se contamina el aire que respiramos… El caos. Pese a que llevamos muchos años participando en el Programa Stars España de Desplazamientos Sostenibles, así como en los Programas de Movilidad del Plan Proxecta, es harto difícil erradicar estos hábitos de traer al colegio en coche a hijos e hijas aún viviendo cerca.

Y el caos se multiplicó desde mayo de 2023, concretamente desde el domingo 28, día de las elecciones municipales, porque se rompió el acceso a esa vía por la que llegamos al colegio. La calle Celso Emilio Ferreiro reventó literalmente: lluvia torrencial levantando el alcantarillado, corriendo hacia la arteria principal de Curros Enríquez, porque la inclinación de esta calle es muy digna de una etapa de la Vuelta Ciclista a España, medidas de soldaduras de dicho alcantarillado para evitar goteras… Una acumulación de agua en las tuberías provocó el desastre, con alcantarillas enteras por los aires levantando el hormigón, como se puede ver en este vídeo de La Voz de Galicia.

Se generó entonces una situación insoportable para los comercios del primer tramo de la calle y su vecindario (dificultad de entrada y de salida en sus domicilios, así como de los garajes, un índice de ruido desmedido…) y de malestar para nuestro alumnado y sus familias por la cercanía a nuestro colegio. La entrada principal al centro, por la calle Cardenal Quevedo también se vio afectada. A la falta de aparcamiento en el tramo roto hay que añadir el aumento insostenible de tráfico que tenía que dar un rodeo y circular por la Avenida Alfonso Rodríguez Castelao.

LOS ECOVIGILANTES QUE HAN HECHO POSIBLE ESTE TRABAJO
  • Mario González Salpurido
  • David Deza Sáa
  • Gabriel Gil Rodríguez
  • Claudia Gómez Rodríguez
  • Dolores y Laura Rodríguez Rey
  • Gabriel Pena Romero
  • Sara Ramos Costa
  • Noa Mollá Rodríguez
  • Martín Varela Dacunha
  • Edgar Serodio Villar
  • Noel Serantes Abad
  • Lucía Malingre Hurtado.

La calle Celso Emilio Ferreiro, una arteria importante

La calle Celso Emilio Ferreiro es una arteria importante de nuestra capital que une la entrada desde el Puente Nuevo hasta la Avenida de Buenos Aires y su escape hacia la barriada de San Francisco, desde donde se accede a la residencia sanitaria y a modernos hospitales de Ourense.

En 1989 el entonces edil de cultura Balbino Álvarez, dentro del gobierno socialista de Veiga Pombo, anunciaba el cambio de nombre en varias calles de la ciudad, incluida esta, que hasta entonces se llamaba Capitán Cortés. Las denominaciones calle y plaza se sustituían por rúa y praza, y para nuestro estudio se retiraban del callejero capitalino todos aquellos nombres con fuerte significación política del franquismo, buscando «la recuperación del nombre tradicional con la colocación de unas placas en las que se hiciese mención al mismo». Por ejemplo, Pizarro pasó a llamarse Rúa Escura; Pelayo, Rúa do Penso; Viriato, Laxiña; Lepanto, Rúa da Obra; Obispo Carrascosa, Rúa da Coroa; Juan de Austria, Adro Vello; Capitán Eloy, Concordia (aunque en principio iba a llamarse Rosalía de Castro). Y por supuesto Capitán Cortés pasó a ser Celso Emilio Ferreiro.

¿Quién fue el capitán Cortés?

Militar español, de Jaén, de Infantería y de la Guardia Civil. En 1936, durante la Guerra Civil Española, siendo capitán con destino en Jaén, encabezó la sublevación de un numeroso grupo de guardias civiles en el Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza, en Andújar (Jaén) y asumió el mando de los mismos durante los ocho meses que duró el asedio al que fueron sometidos por tropas republicanas hasta su finalización el 1 de mayo de 1937. Hecho prisionero, falleció al día siguiente por las heridas de guerra causadas por una granada de artillería durante el asalto final en Viñas de Peñallana (Andújar).

¿Quién fue Celso Emilio Ferreiro?

Celso Emilio Ferreiro fue un escritor y político nacido en 1912 en Celanova (Ourense) y fallecido en 1979 en Vigo (Pontevedra). Siendo joven fue llamado a filas por el bando franquista y destinado al frente de Asturias. Estando de permiso en Celanova, criticó en una tasca al nuevo régimen y una vecina lo denunció ante las autoridades, por lo que pasó cuatro días y tres noches en una celda del monasterio de San Rosendo. El gobernador militar de Ourense ordenó su ejecución, que no se llevó a cabo gracias a influencias familiares. Trabajó como periodista para Faro de Vigo; es autor de una poesía de hondo contenido social, entre la que destaca Longa noite de pedra e Onde o mundo se chama Celanova.

Una calle muy comercial

Aunque nos encontremos en la zona del Ensanche, ampliación de la ciudad de Ourense hacia la zona del Antiguo Hospital Provincial (hoy zona del Campus Viejo), hacia el Polígono de Las Lagunas, y hacia la salida de Ourense por carretera, hacia Monforte de Lemos y/o Ponferrada, y no sea esta la zona más céntrica y comercial de la ciudad, la calle Celso Emilio Ferreiro soporta en el tramo accidentado muchísimo tráfico. Hasta ahora con pocas plazas de aparcamiento y ahora, con su nueva imagen, con solo zonas de carga/descarga. También mucho transeúnte, que además acude a realizar trámites de todo tipo a la cercana Comisaría de Policía —Los Ecovigilantes felicitamos a este Cuerpo de Seguridad con motivo de sus primeros 200 años de vida y por protegernos. ¡¡¡FELICIDADES!!!— o también a la DGT, a Sáenz Díez. En esta calle hay infinidad de comercios a pleno funcionamiento, y también son muchos los locales que estuvieron abiertos en otras épocas y que actualmente esperan pacientemente para su explotación comercial.

Una calle con puro sabor ourensano, dedicada al sector terciario, tan propio de nuestra ciudad, y que hasta el desastre lucía en los dos carriles de vehículos la prohibición de circular a más de 30 kilómetros por hora, según el nuevo Reglamento de Circulación entrado en vigor el 11 de mayo de 2021. Es muy fácil imaginar el perjuicio y daños sobre todo económicos que la rotura de la calle Celso Emilio Ferreiro ha causado en todos y cada uno de ellos a lo largo de los seis meses que soportaron con la calle prácticamente cerrada; la inmensa mayoría son autónomos que han tenido que superar como han podido estos difíciles tiempos. (Hemeroteca: puedes ver algunos testimonios recogidos en prensa aquí).

Algunos de los establecimientos abiertos en la calle Celso Emilio Ferreiro

Destacamos: En sentido ascendente desde la confluencia de Calle Curros Enríquez, por la acera izquierda: Domino´s Pizza, Juan J. Murias (Arquitecto Técnico), Cachaldora Seoane Peluqueros, Bazar Chino, Clínica de Fisioterapia Torre de Ourense, Visualq, Viajes Airbus Galicia, Amazon Counter, Escape Room Ourense Sala Frikivila, Gregory Tatoo&Piercing, Escuela de Danza Estilo Libre, Habana Travel Agency, Restaurante Bamban, Tomi´s Café, Tienda Naturgy, Decoral, Espacio Xove Ourense (la antiguamente llamada Casa de la Juventud, hervidero de gentes por las múltiples actividades culturales y deportivas que allí se convocan), Tatoo Antídoto, Fotografía Mazaira.
En sentido ascendente desde la confluencia de Calle Curros Enríquez y Calle Manuel Pereira, por la acera derecha: Telepizza, La Tacita, Instituto Nacional de la Seguridad Social, Taller mecánico C.M., Bar San Pedro, Chabel Floristería, O Xurés Carnicería, Café & Pop Torgal, Café 1008.

«Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla, y un huerto claro donde madura el limonero; mi juventud, veinte años en tierra de Castilla; mi historia, algunos casos que recordar no quiero…», cantaba el insigne poeta Antonio Machado en Campos de Castilla allá por 1912. Y la cita viene a colación porque Lalo, el profesor Gonzalo, siempre nos ha contado a Ecovigilantes que «su infancia son recuerdos de esta calle», de cuando vivía en el tramo siguiente, en el número 51 de la antigua Capitán Cortés, con sus queridos padres (José y Gabriela) y hermanos (Ignacio, Pradi, Elena y Jaime), de cuando correteaba siendo un chiquillo arriba y abajo. Y es que esta calle es crucial para todos los que formamos parte del colegio; y para Ecovigilantes. ¡La de veces que la habremos recorrido en estos 26 años que ya tenemos! Para Ecovigilantes es zona obligada de paso por sus inclinadas rampas cuando subimos al Huerto Escolar de Montealegre, cuando limpiamos cada mes de noviembre la zona cero del Magosto, cuando acudimos semanalmente a limpiar y a recoger colillas al Parque de Camiño Caneiro o a la Pista Roja de Barros Sibelo… O si vamos en dirección descendente, nos lleva a las múltiples actividades del otro lado del Miño: a limpiar el río, a colocar cajas nido…

A mediados de diciembre de 2023 la calle quedó arreglada tras seis largos meses. Y un día después de una inauguración de la nueva y reparada Celso Emilio Ferreiro —a día de hoy se siguen rematando múltiples detalles que faltan: pintado de líneas, alcorques y zonas de arbolado, pulido de aceras, retoques…— el Colegio Divina Pastora MM Franciscanas de Ourense, en su totalidad, estrenó la recién inaugurada calle con una llamativa acción de voluntariado social, dinamizada por el Departamento de Pastoral del Colegio: una cadena humana desde la puerta principal en la calle Cardenal Quevedo, cruzando y bajando Celso Emilio Ferreiro y llegando hasta la ubicación de Cáritas Diocesana (Comedor Social) en la calle Maestro Vide, formada por unos 400 alumnos y alumnas que se fueron pasando de mano en mano algo más de una tonelada de alimentos traídos al colegio dentro de la Campaña Solidaria Kilabora.

ECOVIGILANTES DE FRANCISCANAS DE OURENSE Y LA SOSTENIBILIDAD: UNA CALLE ROTA PUEDE SER UNA GRAN OPORTUNIDAD.

Ecovigilantes de Franciscanas de Ourense recibimos en el Colegio a Ecoloxistas en Acción, que nos dieron una charla sobre La contaminación del aire y de la salud, y nos dejaron durante un mes una exposición con el mismo nombre abierta a toda la ciudadanía. Con ella estrenamos las actividades ambientales de este recién comenzado 2024. Nos explicaron que como centro educativo podemos:

  • Medir la contaminación atmosférica que sufre el centro escolar.

  • Informar a la comunidad escolar del riesgo para la salud.

  • Fomentar la movilidad sostenible y segura entre alumnado y profesorado.

  • Solicitar a nuestro Ayuntamiento la declaración de nuestro entorno escolar como Zona de Bajas Emisiones, un Carril-Bici que permita acudir al Colegio Divina Pastora, la peatonalización y revegetación del entorno escolar, transporte público de calidad y de paso frecuente, aparcamiento de bicicletas, monopatines, patinetes, etcétera en la entrada y salida del centro.

Los distintos paneles que componen esta exposición didáctica-informativa sobre la importancia que tiene una buena calidad del aire en el entorno de nuestro colegio explican cuestiones como estas:

  • Respirar es un derecho que tiene cada persona. La contaminación atmosférica nos causa graves problemas en nuestra salud y en el medio ambiente. Muchos centros educativos, como el Divina Pastora de Ourense, se encuentran en calles con mucho tráfico.

  • La mayoría de los contaminantes en el aire provienen del transporte: el dióxido de nitrógeno (NO2), las partículas (PM) originadas por los tubos de escape de los vehículos, especialmente de diésel, pero también por desgaste de frenos y neumáticos, o el ozono (O3).

  • La población más vulnerable es la infantil y adolescente, ya que inhalan en su desarrollo más aire en relación a su peso corporal.

  • La salud no tiene precio: la contaminación por el tráfico supone más gastos médicos, más hospitalización y más bajas laborales (se estiman en 1.000 euros por persona y año).

  • El principal culpable: el coche. España es el país con más kilómetros de autovías de Europa; no se incentiva el ferrocarril, más sostenible. El modelo de ciudad dispersa fomenta cada día más los desplazamientos en coche. El incremento de los SUV (todoterrenos urbanos) incrementa, por su elevado consumo, aún más la contaminación. Con el coche eléctrico estudiaremos qué pasará, pero en su fabricación y en sus baterías, son muy contaminantes.

  • Nuestra salud está en peligro. Cada persona respira unas 20.000 veces diariamente. La mala calidad del aire ocasiona enfermedades respiratorias y cardiovasculares, y unas 10.000 muertes en episodios de alta contaminación anualmente.

  • En la legislación actual, la OMS en 2021 rebajó los límites seguros de cada contaminante; en la UE, grandes ciudades como Madrid y Barcelona, son sancionadas si los sobrepasan; en España se adapta la legislación a la Directiva Europea, se crean Zonas de Bajas Emisiones, y existe una Ley de la Calidad del Aire. Nuestros límites actuales son: en Partículas Finas 5 (y tenemos 20); en Partículas 15 (y tenemos 40); en ozono 100 (y tenemos 120), y en dióxido de nitrógeno 10 (y tenemos 40).

  • ¿Qué podemos hacer? Para mejorar la calidad del aire: a) Limitar la circulación de los coches, b) Más espacios peatonales, c) Transporte público eficiente y accesible, d) Promover el uso de la bicicleta, e) Moratoria de nuevas autovías y autopistas y f) Menos aparcamientos rotatorios en el centro de las ciudades.

  • Confinemos los coches: en ciudad, con tráfico, un vehículo está parado el 95 % del tiempo. Además, el uso de máquinas de unos 1.500 kilogramos para transportar 70 kilogramos (el peso medio de una persona), no parece lo más eficiente.

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies