Instituto Rosalía de Castro
Alumnos:
  • Diana Botana Barreiro
  • Alexandro Conde Silva
  • Jose Brea Solla
Profesores:
  • Juan José Raíces

En el siglo XXI se está produciendo una revolución en la investigación génica que confirma el genetista Ángel Carracedo, categrático en la USC y director de la Fundación Pública Galega de Medicina Xenómica: «Es una revolución muy grande. El hecho de que se pueda modificar el genoma permite muchas posibilidades para muchas cosas; quizá la más importante es la terapia génica». Una vía hacia una nueva medicina, tal y como indica la investigadora María de la Fuente Freire, directora de la Unidad de Nano-Oncología del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago (IDIS) de la USC: «La manipulación genética nos permite dirigirnos a una medicina especializada». Una vía que podría ser un paso importante en la curación de enfermedades como el cáncer.

El ADN, nuestra huella dactilar

Según Ángel Carracedo hubo dos personas muy importantes que con sus investigaciones sentaron las bases de la terapia genética: «Gracias al descubrimiento de un señor que fue muy excepcional y se llama Alec Jeffreys, que descubrió en el año 85 unas regiones del ADN y que todos éramos distintos». La otra persona fue Frederick Sanger: «Era una época en la que todavía no se utilizaba el ADN y se acababa de descubrir cómo leer las letras del libro del ADN. Un señor que se llamaba Fred Sanger descubrió en la década de los 70, hace 50 años, cómo leer las letras del libro del ADN. A eso le llamamos secuenciación y, por aquello, le dieron su segundo premio Nobel de Química», indica Carracedo, quien también explica que «el ADN es un libro de instrucciones de todo el cuerpo y, cuando muta un gen, falla una función, te estropea una instrucción y, entonces, tienes un problema».

Con estos avances se ha conseguido desarrollar una técnica pionera en el mundo de la medicina y la investigación, la técnica CRISPR, que se aplica en el ámbito animal y que en un futuro puede que se aplique en la rama vegetal, tal y como indica el genetista Antonio de Ron: «Después el ADN se expresa en forma de ARN; eso lo estudia la transcriptómica, que es otra disciplina del ARN. De ahí salen las proteínas que estudian la proteínica y, finalmente, las proteínas actúan sobre el metabolismo del cuerpo a través de unas sustancias llamadas metabolitos». Todas estas disciplinas conforman lo que se llaman los estudios naturales: «Nosotros aquí en la investigación biológica vegetal no trabajamos específicamente con esta técnica, pero es una tecnología que está ahí, que, si es necesaria, también se puede implementar en un futuro».

Según Ángel Carracedo, CRISPR tiene ventajas e inconvenientes: «Ventajas: que tú puedes cortar, pegar y arreglar. Inconvenientes: problemas éticos».

Una investigadora del IDIS trabajando para desarrollar moléculas que frenen enfermedades graves. / IDIS

La nanomedicina

Según explica María de la Fuente Freire, «la nanomedicina es el desarrollo de medicamentos de tamaño nanométrico presentando una serie de ventajas precisamente debidas al tamaño. Cuando hablamos de nanomedicina hablamos de nanopartículas en los sistemas que transportan medicamentos y son formas de liberación de fármacos avanzadas».

La nanomedicina permite que los fármacos vayan más dirigidos al tumor y hay muchos materiales que se pueden utilizar para hacer nanomedicamentos. Según la doctora Freire, la nanomedicina y la terapia génica están abriendo las puertas a la investigación de una gran cantidad de enfermedades diferentes.

Ética en la manipulación genética

Se define la ética como la «disciplina que establece criterios y métodos para decidir si las acciones son correctas o equivocadas». En este sentido, el profesor Carracedo indica que «está prohibido por ley modificar genéticamente un embrión». Aclara que en su «especialización sí que se puede hacer en personas que tienen enfermedades genéticas graves. Los problemas éticos son, por ejemplo, el de la eugenesia». La eugenesia tiene como fin modificar la herencia genética de las personas para mejorar una raza o la especie humana, aplicando leyes biológicas y técnicas de la genética avanzadas. De esta forma, se interviene en aquellos rasgos hereditarios que no sean deseados para que nazcan personas más sanas, más inteligentes, más fuertes o con unos rasgos físicos determinados. Y esto es ilegal.

Con respecto a la manipulación genética en las plantas, el investigador Antonio de Ron indica que «en Europa, de momento, hay límites que seguramente se levanten en un futuro. Hay limitación a la producción de cultivos transgénicos y se autorizan con determinados requisitos. Hay países en los que son muy frecuentes las formaciones genéticas de usos transgénicos (organismo vivo creado artificialmente). En España tenemos normativa europea y hay bastantes limitaciones para el cultivo transgénico».

Tratamientos de enfermedades

Los avances en la investigación genética abren una puerta de esperanza a la cura de una de las enfermedades que más muertes causa en el mundo, el cáncer. La investigadora María de la Fuente Freire afirma que «ya se están ensayando vacunas, también basadas en una tecnología similar a las de las vacunas covid con otro tipo de ADN». La científica afirma también que «se están produciendo avances muy significativos en todo lo que es la inmunoterapia y el cáncer. El cáncer es una enfermedad multifactorial en la que hay muchísimos factores que influyen y, por lo tanto, hay que tratarlo desde un punto de vista multidisciplinar. Aunque haya una mutación común, siempre hay otros factores que pueden afectar».

Por otra parte, tal y como apunta Ángel Carracedo, «el ARN mensajero ya no solo está utilizado para vacunas, sino para el cáncer y para otras cosas. Y está suponiendo una revolución, y no solo en las vacunas».

En definitiva, estos investigadores y el continuo avance en el estudio genético anticipan un avance que culmine la revolución científica en curso, de modo que se puedan entender enfermedades que hasta el momento no tienen cura y que se puedan prevenir enfermedades futuras en la especie humana.

Reportaje realizado con la colaboración de

Lía Araújo Nores

Alexandre Baamonde Rodríguez

Mario Bargo López

Ainara Bascoy Quintela

Luis Casal Sixto

Ángel López Arangüena

Belén Rioboó Fandiño

Lucía Ros González. 

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies