Instituto Rosalía de Castro
Alumnos:
  • Maira Facal Facal
  • Daniela González Fernández
  • Xoel García Rey
Profesores:
  • José Antonio Montoto

Las energías renovables son tecnologías usadas desde tiempos remotos con el molino de agua; eran un campo con mucho futuro. Ahora estamos en un momento de transición energética en el que se busca reducir el consumo de las energías contaminantes y explorar las renovables que ya tienen muchos años de existencia pero poca relevancia. Pues, como indica sobre los paneles solares Héctor de Lama, director técnico de la Unión Española Fotovoltaica, «esta tecnología realmente no es tan reciente, ya que lleva mucho tiempo en nuestras vidas aunque no nos demos cuenta».

Todas las energías son igual de importantes

En este sentido ha habido una evolución tecnológica muy importante de las energías renovables desde hace 30 años, sobre todo en sectores hasta hace poco inimaginables. Como dice la investigadora Liliana del Pilar Castro, una de las directoras de RedBioLac, empresa dedicada a la creación de biodigestores, «podemos fijarnos en el funcionamiento de los aparatos digestivos de los diferentes animales o el propio, para poder simular un digestor», que producirá biogás a partir de residuos orgánicos.

Los biodigestores no son las únicas energías en auge, pues el desarrollo de más energías renovables es extremadamente necesaria, como la popular fotovoltáica, que ha mejorado mucho en los últimos años: «La tecnología que teníamos para aprovechar la radiación solar hasta hace relativamente poco era muy cara, pero los últimos años se está reduciendo el precio enormemente y gracias a esto ahora es muy competitiva», afirma de Lama.

Pero, en el caso actual, para conseguir la sostenibilidad todas suman, tal y como explica Oriol Sarmiento, gerente del Clúster de Energías Renovables de Galicia (CLUERGAL): «Ahora estamos pasando de consumir energía del gas, el petróleo o el carbón a energías renovables», cosa enormemente beneficiosa tanto para el medio ambiente como para el mercado de ciertas regiones con gran potencial, como Galicia, «donde algunas entidades se plantean generar la mayor riqueza y el mayor número de empleos y empresas», afirma este gerente.

Convocatoria de una reunión para fomentar el autoconsumo fotovoltaico (UNEF). / CEDIDA

Desarrollo global de las renovables

Galicia es una comunidad autónoma muy importante y una potencia de la energía eólica desde hace muchos años, «porque es el principal recurso que tenemos», afirma Sarmiento, pero siempre, según él, respetando tanto a los habitantes como a la fauna y flora: «Creo que, evidentemente, es importante que todo el desarrollo de la energía eólica en el mar se haga con el mayor acuerdo posible con el sector pesquero». Este experto hace especial hincapié en que «todo el desarrollo eólico que se haga en Galicia debe hacerse de la manera más sostenible posible» porque «en cuanto al impacto medioambiental de los aerogeneradores, son, sobre todo, estéticos, sonoros, y hay daños que pueden afectar a la fauna».

Además de Galicia, hay sitios como Castilla y León en los que brillan otras energías, como la fotovoltaica que, según Héctor de Lama, es «hoy en día la más barata» gracias a que «han mejorado las subvenciones». A pesar de su creciente popularidad, aún hay mucho que avanzar porque, en general, según este experto, la población está desinformada y «no conoce muy bien todo el ahorro que pueden conseguir en su factura si se ponen paneles en los tejados».

Reunión de miembros de la RedBioLac durante la instalación de biodigestores en Latinoamérica. / CEDIDA

En sitios más lejanos como Latinoamérica y el Caribe «hay unas políticas muy bien desarrolladas para paneles solares y otras energías, pero particularmente para el biogás apenas se están formulando», denuncia Liliana Del Pilar Castro. La investigadora colombiana defiende el uso de biodigestores para la creación de biogás, pero también admite que tienen inconvenientes, porque «la materia prima que realmente utilizamos es muy poca comparada con el residuo que se genera, y por eso es que tenemos tantos residuos». Aparte del biogás, la ingeniera bioquímica también se interesa por otras energías renovables y su logística, aunque le preocupan los obstáculos que a veces impiden su desarrollo: «También identificamos cuáles son las principales barreras que limitan el uso de las energías renovables».

Oportunidades y obstáculos en su implantación

Pero no todo son inconvenientes en el desarrollo de las energías sostenibles. Según Héctor de Lama «los paneles solares duran mucho tiempo, sobre unos 40 años, y a partir de los 8 son un ahorro y al final esto es una inversión». Además, una de las grandes ventajas de los paneles es que son tecnologías muy sencillas y el motivo por el que son tan baratos es porque los materiales de los que están hechos son muy abundantes. Pero la lucha contra el cambio climático también depende de las costumbres de la población, como recalca Oriol Sarmiento cuando afirma que «poco a poco iremos promocionando el uso del transporte público con el fin de contaminar menos».

Este mismo experto también habla de un reto importante para Galicia en los próximos años, la eólica marina: «Otro reto más sería que en 10 años se instalen los primeros parques eólicos marinos en las zonas establecidas por el gobierno, así que por ahora pienso en positivo con respecto a esto», puesto que, según él, si cumplen los requisitos necesarios para la energía solar y la normativa, no contaminan tanto el paisaje como si se instalan en tierra.

Este es el camino, según Oriol Sarmiento, para sustituir energías altamente contaminantes por renovables, que llevaría a «electrificar los transportes o usar el hidrógeno cuando sean transportes pesados como los camiones», reduciendo así la huella de carbono. Una huella de carbono a la que también contribuirían proyectos como el de los biodigestores empleados, según la profesora Castro «para salvaguardar esas emisiones de metano pues uno solo puede llegar a reducir entre seis a veinte toneladas de CO2 para mitigar el cambio climático». Es decir, que «al utilizar los biodigestores, podemos crear gases para reducir el consumo de los contaminantes».

En resumen, aunque algunas energías sostenibles llevamos usándolas mucho tiempo casi sin darnos cuenta como la fotovoltaica o la hidroeléctrica, el proceso de investigación y desarrollo continúa de forma imparable, tal y como indica Héctor de Lama, director técnico de UNEF: «Según van saliendo nuevas tecnologías habrá que ver qué más inconvenientes tienen, y de ahí, si es energía limpia, organizaciones como la mía seguiremos apoyándola».

Del mismo modo, Liliana del Pilar Castro y Oriol Sarmiento defienden que «todas las energías renovables lo que permiten es que no se emitan gases de efecto invernadero, sea la eólica, la solar, la biomasa o la geotermia» y que es fundamental su desarrollo para ayudar a combatir el cambio climático. En particular, les parecen bien las ayudas de los gobiernos como las Next Generation, que «están acelerando mucho el despliegue del autoconsumo». Por eso es tan importante pasar del molino de agua y de las primeras placas solares a un mundo sin combustibles fósiles que consiga parar el cambio climático mediante proyectos como los biodigestores, el autoconsumo de energía solar o los parques eólicos respetuosos con el entorno.

Reportaje realizado con la colaboración de

Carla Bello Moure

Teo Castiñeira Chaves

Anxo Díaz Crujeiras

Naira González Salgado

Carla Mallón Fernández

Emilio Martínez Ares

Manuel Mato Pérez

David Moure Fernández

Lara Sonsoles Rey Lazo

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies