Colegio Torre de Lemos (Monforte)
Alumnos:
  • Alan David Bustamante
  • Sabela Castro
  • Mateo Cidre
  • Ainhoa Dacuña
  • Lorena Expósito
  • Ana Fouces
  • Bilal Kamal
  • Natalia Hermida
  • Xenxo López
  • Cristian López
  • Lucas Martínez
  • Hugo Losada
  • Marta Otero
  • Alejandro Montilla
  • Noa Quiroga
  • Germary Rivero
  • Krisberly Salas
  • Santiago Serrano
Profesores:
  • Luis Conde Carnero

Su promotor fue el joven Adrián Armesto, un enamorado del rural. Una fórmula para fijar población y asegurar el relevo generacional en el sector primario

Galicia dispone de un potencial en el sector primario importante, pero el principal problema con el que se encuentra es la falta de relevo generacional. Con el paso de los años han ido echando el cierre las explotaciones agroganaderas, circunstancia motivada por la jubilación de sus titulares. Y, en la mayoría de los casos, su sustitución no ha llegado.

Ante esa situación, la Xunta tomó cartas en el asunto y puso en marcha varios proyectos, entre los que destaca la denominada Aldea Modelo. Es un tipo de instrumento de recuperación de la tierra agraria que tiene como objetivo poner en producción, de manera sostenible, las tierras abandonadas de alta capacidad productiva que rodean los núcleos de población, contribuyendo así a la creación de actividad agroganadera y a la reducción del riesgo de incendios.

Y a esa fórmula se acogió el joven futbolista del Club Lemos, Adrián Armesto, que sí se ha convertido en profeta en su tierra. Este joven, que acaba de cumplir los 28 años, es una persona emprendedora y comprometida con el rural, circunstancia que lo llevó a emprender un proyecto de estas características en su Incio natal, concretamente en Trascastro. Fue la primera aldea modelo de la provincia de Lugo.

Esta pasión por el campo le viene en los genes. Su padre, José Armesto, se dedicó siempre a esta actividad. Así explica las razones que lo llevaron a emprender esta aventura, que hoy es más que una realidad: «Dende neno sempre tiven claro que quería quedarme aquí, porque gústame o agro e a miña prioridade é facer algo pola miña aldea. E recordo que xusto cando comecei con isto irrumpiron con forza as aldeas modelo, e acollinme a iso», indica Adrián Armesto, que vive por y para este proyecto.

 

Un año clave: el 2020

Este proyecto denominado Eco Trascastro, vio la luz a principios del año 2020. Y precisamente, cuando las administraciones conocieron las intenciones de este joven de O Incio, se pusieron a su disposición. De hecho, el alcalde y el conselleiro de Medio Rural, visitaron la aldea. «Comezamos con 14 hectáreas de terreo, nas que había castiñeiros e lameiros, que levaban moito tempo abandonados, e que estaban divididos en 178 parcelas pertencentes a cen propietarios», recuerda.

El proyecto arrancó bien. Tras horas y horas de trabajo, el joven ganadero de O Incio ha subido a las 25 hectáreas, de las que un porcentaje son alquiladas y otras adquiridas. «Estou contento de como van as cousas, porque en pouco tempo fomos capaces de medrar. Pero a idea non é quedar aquí. O que pretendo é incorporar máis terras», puntualiza.

Vacas cachenas

Una vez que plasmó la idea en realidad, Armesto dio el siguiente paso: elegir qué animales conformarían la explotación. Y no dudó. Apostó por vacas de raza cachena. «Quería esta raza dende o comezo, porque ten moita demanda e é moi valorada pola súa calidade», señala. Además, se adapta perfectamente a este terreno montañoso en el que está ubicada la aldea modelo de Trascastro. 

La explotación de vacas de Adrián Armesto dispone de un total de 38 reses. Comenzó con doce. «As vacas e os becerros pasan os 365 días do ano fóra en réxime de extensivo e refúxianse cando chove ou o tempo é malo. Van a soutos ou a carballeiras», asegura Armesto.

Por lo que respecta a la comercialización, este joven ganadero vende la carne directamente, sin intermediaros. El principal mercado es el gallego, aunque también envía carne a otros lugares de España, preferentemente a Cataluña. «A carne de cachena é espectacular. Ten un sabor especial, intenso, que gusta moito e filtra a perfección a graxa. E quero subliñar que tamén ten Omega-3», comenta.

 

La raza cachena, un tesoro vivo que encarna la historia y la cultura de Galicia

El nombre de Cachena deriva de la etimología, dado que cacheno significa pequeño en gallego, indicando su pronunciada elipometría. Otro término es «galluda» o «galleira», símil del apero agrícola «Galla», nombrándolas así «con los cuernos muy grandes».

Sánchez Belda dice que por su aspecto la sitúa en el tronco Cántabro, pero por su cornamenta se le supone otra ascendencia, quizás de la subespecie Bos taurus mauretanicus del norte de África. Nos quedaremos con la descripción que hace Javier Prado Rodríguez, veterinario y jefe provincial de Ganadería de Ourense que, a principios de siglo, decía: «Vaquita liliputiense, rústica, que vive en libertad en pastoreo constante en las montañas del ayuntamiento de Entrimo y que, aparte de su diminuta talla, ofrece como signo característico una franja a lo largo de la cara de coloración más baja que el resto de su capa castaño-oscura; con unas líneas negras alrededor de los ojos como sí la res llevase gafas de gruesa montura».

El área principal del origen y dispersión geográfica de la raza se sitúa en las zonas montañosas de los ayuntamientos incluidos en el parque natural Baixa Limia-Sierra del Xurés, en la provincia de Ourense, y en las estribaciones montañosas del homólogo parque nacional portugués de Peneda-Gerês. En el año 1996, tan sólo existía una explotación fuera de la provincia de Ourense. En el 2004, existían 36 en Ourense, 23 en Lugo, 19 en A Coruña, 5 en Pontevedra y una en Cáceres.

La vaca cachena se caracteriza por su tamaño pequeño a mediano y su pelaje rojizo, espeso y rizado. Estas vacas poseen cuernos prominentes y robustos, que les brindan una apariencia majestuosa y poderosa. Además, son animales muy adaptables y resistentes, capaces de sobrevivir en condiciones difíciles y en terrenos montañosos.

La raza de vaca Cachena es un tesoro vivo que encarna la historia y la cultura de Galicia. Su belleza, fortaleza y capacidad de adaptación la convierten en una raza invaluable, tanto desde el punto de vista genético como cultural. Gracias a los esfuerzos de conservación en curso, la vaca Cachena tiene la oportunidad de seguir prosperando y dejando su huella en el futuro. Adrián Armesto es uno de los promotores de la revitalización y de la promoción de esta raza en la zona sur de la provincia.

Recuperación de albarizas y apuesta por turismo rural

Pero Adrián Armesto no solo se quedó en la apuesta por la vaca cachena. Este joven de O Incio también le dio protagonismo a la miel. Su idea inicial era aprovechar dos alvarizas ubicadas en estas tierras que explota. Y poco a poco fue plasmando esta idea en realidad. «Sempre tiven interese pola apicultura. E fai dous anos instalei as primeiras colmeas. Foron dez e no segundo ano cheguei a vinte, pero chegou a velutina e fixo que a miña producción mermara», indica.

Pero consumir miel de Trascastro es sinónimo de calidad de vida. Y no, no hay otra como esta en el mercado. A los datos hay que remitirse: tiene mucha demanda. «Estamos falando dun mel monofloral de castaño e brezo. É un sabor único, e así se demostra a gran aceptación que ten no mercado», dice Armesto.

 

Turismo rural

El proyecto de Eco Trascastro se completa con una casa de turismo rural. El joven recuperó una antigua vivienda que dispone de cuatro habitaciones, con servicios que combinan lo tradicional y lo vanguardista. Las reservas son cada vez más. Y es que quiénes se hospedan aquí no solo disfrutan de un merecido descanso y de tranquilidad, sino que también pueden participar en las tareas de la explotación. «A verdade, é unha gozada ver como a xente que ven ata aquí goza de todas estas potencialidades», concluye un Armesto, que seguirá potenciando el proyecto.

Armesto es el ejemplo a seguir. Y es que, con proyectos así, se fija población joven en el rural, escenario en el que la despoblación es alarmante. Galicia necesita emprendedores jóvenes, ayuda de las administraciones para que los proyectos se conviertan en realidad y tengan recorrido.

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies