5. METODOLOGÍA


Escogemos del periódico un ejemplo de buena metodología. La “lejanía” se llama Chernóbyl. La “cercanía” lleva el nombre tan gallego y agarimoso como es “Ledicia cativa”. ¿Sabes qué significa? Se sitúa en Vigo y de allí viene la noticia, con el factor humano incluido que convierte lo que parece lejano en vida y amor de cercanías. Una metodología excelente del lejos que se convierte en cerca, dividida en 8 puntos significativos:

5.1 La noticia: «Chernóbil afecta a menores nacidos veinte años después»

El colectivo trae a Galicia a niños de las zonas contaminadas por la fuga ocurrida hace ahora 30 años. (La Voz de Galicia, 27 / abril / 2016)

5.2 La acogida: Familias del área acogen en verano a niños de la ciudad rusa que sufrió la catástrofe hace 30 años: en la noche del 26 de abril de 1986 explotó el reactor número 4 de la planta nuclear de Chernóbil, liberando sobre la atmósfera una cantidad de energía 500 veces superior a la explosión de Hiroshima o Nagasaki. 

5.3 Información: Es el mayor desastre nuclear de historia. Un millón y medio de personas de los alrededores recibieron dosis extremadamente elevadas de radiación y otros millones recibieron radiación interna por contaminación de alimentos.

5.4 Las iniciativas: A raíz de esta desgracia surgieron numerosas iniciativas para trata de ayudar, de una u otra manera, a las personas afectadas. Los niños son siempre los damnificados más sensibles y muchos de los proyectos los tienen a ellos como objetivo principal. 

5.5 Una asociación: Por ejemplo, lo fue en 1996 para dos mujeres pensionistas que, sin apenas medios, pusieron las bases de lo que sería la asociación “Ledicia Cativa”, que comenzó en Ourense y en el 2002 se constituyó como asociación y se expandió por toda Galicia. Su actividad principal es la acogida temporal de menores de la región rusa de Briansk, la más afectada por la radiación.  

5.6 Las familias de acogida: En Vigo y su área metropolitana (también en Nigrán y en Mos) hay varias familias que se han sumado a este proyecto. La de Ángel Pérez Giráldez es una de ellas. Hace cinco años que la pequeña Katza, que ahora tiene 12 años, aterrizó en Vigo para compartir dos meses con su parentela temporal gallega. Desde entonces ha repetido la experiencia creando un fuerte vínculo.  Y este año vuelve.  

5.7 Logros positivos: Algunos estudios sostienen que un descanso mínimo de 40 días viviendo fuera del entorno contaminado, con buen clima y alimentación saludable, pueden aumentar la esperanza de vida en dos años y se llegan a descontaminar en el ciclo estival, en un porcentaje nada desdeñable, de elementos radiactivos. Han hecho sus propios análisis de datos y como resultado, en el período de acogida los niños engordan una media de 4 kilos, llegando a casos extremos de hasta 13 kilos. El crecimiento medio es de 2,5 centímetros por cada programa, pero hubo varios casos excepcionales de niños que aumentaron su estatura 7 centímetros en tan solo dos meses.

5.8 Evaluación: ¿Funcionó, por tanto, el factor humano convirtiendo la lejanía de Chernobyl en la cercanía con los niños que vinieron de lejos y se hicieron como parte integrante de las familias que los recibieron. 

– ¿Qué opinas? Ya tenemos un excelente ejemplo de convertir lo lejano en familiar, ver y vivir de cerca lo que suena a veces tan lejano.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies