Para que en China se atrevan a gritar consignas como «Xi Jinping dimisión» o «Abajo el Partido Comunista» tienen que estar muy hartos. No olvides que Xi Jinping, su presidente, tiene en su mano todo el poder, y lo ejerce de forma dura, dictatorial.

Y lo que los tiene hartos son las estrictas medidas de confinamiento a las que son sometidos para lograr el objetivo del covid cero. Esto incluye cuarentenas y el aislamiento de barrios y edificios de los contactos cercanos de un contagiado, tengan o no tenga síntomas, además del rastreo masivo de movimientos de la población. Las medidas provocan la paralización de la actividad económica.

El detonante de las protestas ha sido la muerte de diez personas en un incendio en Urumqi, la capital del Xinjiang. El edificio estaba confinado y los bomberos tardaron mucho en poder acceder a él.

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies