Tocar las campanas de forma manual forma parte desde el miércoles del patrimonio cultural inmaterial de la humanidad. Una tradición que todavía se mantiene en Galicia, donde las iglesias siguen cantando y contando fiestas, funerales e incendios, e incluso anunciando la llegada de los Reyes Magos. Hay campaneros que se han pasado décadas ocupándose de ello, y el repicar ha sido el latido de parroquias rurales e inspiración de poetas. La Voz entrevista hoy a tres campaneros: Juan Ángel Losada, de Cerponzóns; José María López Mato, apodado Reino, de Ponteceso; y Manuel Patrón, sacristán de San Xulián de Bastavales (sí, las del poema de Rosalía).

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies