El Consello Escolar de Galicia se ha reunido para analizar lo ocurrido durante este curso, y para dar a conocer el protocolo de higiene y seguridad pensado para el próximo, una normativa determinada desde las consellerías de Sanidade y Educación, calificando al 21/22 como un curso de transición. Todavía falta la reunión de finales de agosto con el ministerio y las demás comunidades, donde se ajustarán un poco más las normas según los datos reales de la pandemia en ese momento.

De entrada, hay algunos cambios con respecto a lo decidido en el mes de mayo, con una novedad destacada: «Os rapaces poderán compartir obxectos tanto na aula coma nos xogos nos recreos» con alumnos de otros grupos pero del mismo curso, aunque para eso debe darse una situación de baja transmisión (es decir, estar en la fase de nueva normalidad). En cualquier caso, los grupos burbuja no mantendrán la distancia de seguridad entre sí.

Para el resto de etapas (ESO, FP y bachillerato), la distancia entre alumnos será de 1,2 metros (no del 1,5 del curso que acaba de terminar). Como alternativa, se instalarán mamparas aunque «con altura suficiente e garantindo cando menos a distancia de 1 metro entre os postos escolares medidos desde o centro das cadeiras». Las pautas de ventilación se mantienen como el curso pasado.

Eso sí, es obligatorio a partir de los seis años el uso de mascarilla en todo momento, inicialmente tanto dentro como fuera del aula. La retirada de mascarillas durante el recreo se decidirá más adelante. Inicialmente, la consellería aprovisonará a los centros de las mascarillas necesarias, y a partir de ahí cada centro, con cargo a sus gastos de funcionamiento, tendrá que encargarse de tener los equipos de protección que no proporcione la consellería (gel hidroalcohólico y dispensadores, pañuelos de papel, material de limpieza, papeleras de pedal, cartelería y, si resultan insuficientes, mascarillas).

Otra novedad es el incremento del aforo de las bibliotecas hasta el 75%, como en las bibliotecas públicas, así como la posibilidad del préstamo de libros. Román Rodríguez, conselleiro de Educación, subrayó que «esta folla de ruta atende ao contexto actual, polo que estará en constante revisión en función da evolución epidemiolóxica» y lo que decidan las autoridades sanitarias. Desde esta perspectiva, Rodríguez apuntó que el objetivo es que todas las clases sean presenciales, como ya ocurrió en Galicia el curso pasado.

Vacunas, de mediados de septiembre a finales de octubre

De las vacunas al alumnado, todavía no hay nada seguro pero la idea a día de hoy es vacunar a los jóvenes de 12 a 20 años a partir de mediados de septiembre hasta finales de octubre. Los alumnos de primaria (menores de 12 años) todavía no tienen autorización para ser vacunados. En cuanto al proceso en sí, se barajan dos opciones: puntos de vacunación masiva según las edades o vacunaciones en los centros (todos los alumnos, por un orden no necesariamente de edad); esto todavía no está decidido.

 

Diez días de aislamiento para los positivos

Se considera contacto estrecho cualquier persona del centro que compartiese espacio a menos de dos metros de distancia de un caso confirmado durante al menos 15 minutos sin usar mascarilla; pero es la autoridad sanitaria la que determinará quiénes son en cada caso.

Una persona con diagnóstico confirmado deberá estar aislado durante 10 días, y los contactos estrechos, se les hará una prueba antes de las 48 horas y deberán estar en cuarentena hasta que tengan una PCR negativa transcurridos 10 días del último contacto con el caso confirmado. Si no hay PCR a los diez días, tendrán que esperar 14, como hasta ahora.

 

 

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies