ANA ABELENDA

Qué delicia jugar al escondite… ¡y encontrarse! No es tan sencillo. A veces no recuerdas dónde te dejaste. Siempre que mi hija pequeña juega al escondite, yo pando con el miedo. Si jugamos en casa, en la búsqueda tropiezo con cromos, papeles, pelotitas, lápices, una goma del pelo, un recuerdo. Me encuentro con lo que hay que hacer o recoger, ¡qué misterio! Cuando ella era más pequeña, divergente del mecanismo lineal de mi razonamiento, se escondía siempre en el mismo lugar, detrás de la puerta de su cuarto, y yo dudaba si me tomaba el pelo. La ironía del adulto es la gracia del niño después de perderse un par de veces.

Saber esconderse no es arte pequeño, piensa el camaleón. Hay quien se esconde en las películas que cuenta, como un director de Hollywood. Quien se esconde tras el cojín si la peli es de miedo. Quien nunca se esconde porque no teme mostrar sus sentimientos. O porque no le caben dentro.

Siempre vi como actores de drama facilón de sobremesa a los que lloran con las películas, hasta que leí un artículo que decía que el hecho de llorar viendo películas es un síntoma de fortaleza emocional. ¿La fuerza es entonces una complexión peliculera?

Creo que solo lloré viendo ET. Y Desayuno con diamantes. Y De ratones y hombres... Mi hija mayor no podía ver Bambi sin desgañitarse de pena, convirtiéndose ella sola en un coro monumental de plañideras. Y aún hoy solo le tiene miedo a un género, el dolor… «¡No, no. Si me hace llorar de pena, no quiero!», dice cuando se avecina drama. Quizá no hay emoción más demoledora y letal que la tristeza. Pero hay que conocerla, porque se invita sola y se queda hasta el final de la fiesta…

Para alegrarnos las tardes, mis hijas y yo jugamos a veces a las películas. Yo acabo llorando… ¡de risa! No sé si esto cuenta como fortaleza o es una debilidad cualquiera.

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies