La palabra empresa puede sonar lejana para quienes aún van al colegio, pero las distancias se acortan si va acompañada por el término familiar. Y uno de los objetivos de la iniciativa Empresa Familiar en las Aulas es acercar un poco más a los alumnos el tejido empresarial gallego a través de esas sociedades que han ido creciendo en torno a un apellido y una idea emprendedora. Se trata de un proyecto que se desarrolla gracias a la Asociación Gallega de la Empresa Familiar y cofinanciado por Afundación Obra Social Abanca.

«Estas empresas pasan de generación en generación, y eso no sería posible sin la cultura del esfuerzo»

La pandemia ha obligado a variar un poco el plan de esta iniciativa, que se está desarrollando en formato virtual: en total, unos 400 estudiantes de diez centros educativos de las cuatro provincias están conociendo a empresarios de diferentes sectores. «Desde muy joven tenía claro que quería continuar con la empresa familiar», contaba Antón Fonseca, de Terras Gauda, a estudiantes del CPI Manuel Suárez Marquier, de O Rosal. «Estas empresas pasan de generación en generación, y eso no sería posible sin la cultura del esfuerzo», destacó Carlota López Pardo, de Aresa, en la charla con alumnos del colegio Divino Maestro, de Lugo.

Después, los estudiantes participarán en un concurso de donde seguramente saldrán grandes ideas de los actores que formarán el tejido empresarial gallego del futuro.

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies