Los estudiantes gallegos volverán el lunes día 10 a clase, como estaba previsto, y lo harán cumpliendo a rajatabla el protocolo que estaba en vigor cuando se fueron de vacaciones. Será como en el resto de España, ya que en una triple reunión sectorial (Sanidad, Educación y Universidades) ministros y consejeros acordaron por unanimidad no atrasar el retorno a las aulas, presencial además en todas las etapas.

La reunión de los ministros y consejeros sirvió para diseñar «una vuelta a clase segura y tranquila» en la que se cumplirá de forma estricta («intensificar las medidas», dijo la ministra Alegría) el protocolo de lucha contra el covid que se fue relajando durante el primer trimestre. La situación será, pues, la conocida: entradas escalonadas, lavado constante de manos, mascarilla en todo momento a partir de los 6 años y ventilación cruzada y constante de las aulas. En secundaria la distancia de seguridad en Galicia será de 1,2 metros, y en infantil y primaria, las clases no pueden pasar de 25 alumnos (la misma medida que el curso 20/21). Este es el grupo más delicado, porque son los que todavía no tienen vacunas, aunque para la próxima semana ya habrá más del 80 % de esta población con una dosis, según calculó el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña. La ministra de Sanidad, Carolina Darias, indicó de hecho que las máscaras serán obligatorias «también en los patios, al menos durante el tiempo que dure la alta transmisión del virus».

Precisamente qué hacer con los estudiantes sin vacunas ha sido lo más polémico. Antes de la reunión sectorial se filtró la actualización del protocolo estatal contra el covid en la escuela que decía que en infantil y primaria no habrá clases confinadas aunque haya un caso positivo en el aula. La ministra de Sanidad, Carolina Darias, reconoció que «algunos consejeros» lo habían propuesto, pero ella insistió en seguir el protocolo como estaba antes. García Comesaña mostró su preocupación por que no se aclare este punto, aunque anunció que en Galicia se va a seguir la pauta general: los contactos estrechos no vacunados de un caso positivo harán cuarentena de 7 días (más 3 de vigilancia activa) si no tienen síntomas. En caso de duda tendrán que hacerse test o PCR.

En caso de que haya un positivo en el aula y los contactos estrechos tengan la pauta completa de vacunación, no habrá que guardar cuarentena si no tienen síntomas. La consideración de contacto estrecho se mantiene como hasta ahora, y serán los centros con Sanidade los que decidan qué alumnos son contacto estrecho de un positivo.

Más test gratuitos

Comesaña, que compareció junto al secretario xeral técnico de la Consellería de Educación, Manuel Vila, anunció que de cara a la vuelta al cole ya están disponibles los test gratuitos en las farmacias para los escolares de 5 a 11 años, ya que todavía no tienen la pauta completa de vacunación. Las boticas adheridas contarán con estas pruebas de saliva a partir del viernes 7 y los padres recibirán un SMS con las instrucciones para utilizarlas, aunque es algo voluntario.

Además, el conselleiro de Sanidade insistió, al igual que el resto de sus homólogos y las ministras, que «os centros escolares son sitios seguros». Para la titular de Educación, Pilar Alegría, solo se deberán «intensificar las medidas» anticovid y así se podrá mantener la presencialidad, que no es un asunto menor porque no se sabe cuántos profesores podrán acudir el lunes a clase, algo en lo que según Alegría ya están trabajando en las diferentes administraciones.

La responsable de Educación, Pilar Alegría, quiso destacar que España ha sido de los países que mejor ha gestionado la pandemia en las aulas, lo que supone un plus de equidad para los niños y jóvenes de este país. A eso se suma, recalcó por su parte Darias, los altísimos niveles de vacunación, con el 86,6% de la población de 12 a 19 años con la pauta completa (la campaña comenzó a mediados de septiembre) y que ronda el 29% para los estudiantes más pequeños, de 5 a 11 años, aunque estos solo tienen la primera dosis. El conselleiro, por su parte, destacó el ritmo de vacunación de los menores de 12 años en Galicia, con 56.700 niños ya con una dosis. Entre hoy y mañana está previsto que se ponga la primera dosis a otros 36.200 de entre 7 y 9 años. das las comunidades.

No hay duda que la seguridad es una de las grandes preocupaciones de los sindicatos docentes, como ANPE Galicia, que defiende la vuelta presencial a clase pero reclama «una bajada de ratios, cobertura inmediata de las bajas del profesorado, dotación adecuada de material sanitario y tercera dosis a los docentes».

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies