ANA ABELENDA

No es la primera. Antes hay otras, pero vienen de fuera. «No comas con las manos», «recoge», «¡apura!», «no grites», «no manches el sofá», «vete a la cama», «no me mientas», «no escondas las notas». Pero esta regla que nos ocupa, y preocupa, es la primera que viene de dentro, la primera que se cumple sola, por más que no quieras.

Creo que tenía 10 años cuando mi madre, que era una madre moderna (mucho más que yo en conversaciones, abrigos y cortes de pelo), me regaló ¿De dónde venimos?, el primer libro divulgativo sobre educación sexual que se publicó en España, en el 75, que fue para mí en los 90 un manual de cabecera medio secreto, una suerte de revolución erótica en formato cuento. En casa, ese tema no era tabú, pero sí lo era en el colegio y en el grupo de amigos con los que ibas a la piscina o la playa. Directamente, de esas cosas no se hablaba.

Esa primera vez, una amiga de mi madre me regaló un gato de peluche para ayudarme a recibir con una ilusión (también de peluche) mi condición de mujer. Creo que quiso decirme: «Pero, oye, puedes seguir jugando como una niña». Eso hice, jugar como una niña atrapada en el caparazón de los ciclos hormonales. Fue la metamorfosis sin Kafka. Pero mi madre no dejó de ayudarme, me dio la chapa alguna vez, ¡me regaló Edad prohibida! Y fui madurando por el aire, saltando entre las lunas de mi cuerpo y los relatos de la mano de mi madre.

Las cosas han cambiado. Se supone que ha habido toda una revolución sexual, pero yo diría lo mismo que la escritora Antía Yáñez: nos queda pendiente la revolución sexual realista. No nos da pudor enseñar escote o barriga, culo, pierna, lo que sea, pero veo que a muchas niñas de entre 10 y 12 años les da miedo o vergüenza hablar de la regla, hacer preguntas. Esto debería ser algo integrado en el programa escolar naturalmente, para niños y niñas.

Hoy hay libros que pueden servirnos de ayuda, a madres e hijas. A partir de los 9 años, suele gustarles Guía genial para una chica como tú, con versión para chicos, y triunfa La regla mola… si sabes cómo funciona, de la muy seguida en redes Menstruita, que te advierte que la primera regla no llega nunca por sorpresa.

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies