Marcos P. Maldonado
Cualquier paseante nocturno habrá apreciado que las farolas y otras fuentes de luz artificial funcionan como trampas que atraen grandes cantidades de polillas y otros insectos voladores nocturnos. En los últimos años, el interés por conocer las causas del declive en las poblaciones de muchos insectos, esenciales por su papel en la polinización de las plantas, ha llevado a estudiar los mecanismos de esta atracción, que suele resultar fatal.

Achicharrados
Buena parte de los insectos atraídos por la luz perecen por agotamiento, achicharrados por el calor de las lámparas o víctimas de depredadores oportunistas. Sin embargo, los mecanismos de esta atracción no se conocían en detalle, y simplemente se sospechaba que los animales o bien quedaban cegados por las luces o bien confundían su brillo con el de la luna, que utilizarían para navegar.

Ahora, un estudio publicado en abierto en bioRxiv revela que la clave de la cuestión es que la mayoría de los insectos tienen el reflejo de orientar el dorso, es decir, la espalda, hacia la parte más brillante de su entorno, que generalmente es el cielo. En condiciones normales esto les permite volar manteniendo la distancia al suelo. Pero en presencia de una luz artificial este reflejo los lleva a volar en círculos o espirales y por eso quedan atrapados.

El estudio ha sido posible por las mejoras en las técnicas de grabación y, sobre todo, por los avances en los programas que permiten hacer seguimiento de animales muy pequeños en vuelo. Estas técnicas ya se habían utilizado con éxito para analizar el vuelo de grupos de animales más grandes, como las murmuraciones de estorninos.

■ Para saber más. Puedes consultar el estudio completo aquí.

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies