2.1 El primer objetivo es, sin duda, y queremos dejarlo bien claro, que los alumnos jueguen al ajedrez. Esto es lo principal, sin fijarse, de momento, en qué habilidades intelectuales o de cualquier otro tipo, se pueden también desarrollar con el juego. Simplemente, que jueguen y que aprendan cada día a jugar mejor.

2.2 Un segundo objetivo: Que participen en competiciones de tipo escolar y que sepan cómo prepararse de una forma efectiva, mejorando su técnica y su actitud humana y personal, su relación con los demás en equipo e individualmente.

2.3 Que sean conscientes de la formación y desarrollo que lleva consigo el llegar a ser «El pequeño gran maestro» que lleva el título de la noticia que hoy es protagonista en nuestro e-studio.

2.4 Que conozcan más de cerca el mundo del ajedrez, su historia, su estructura de juego, su importancia atendiendo el relieve que han adquirido las grandes figuras mundiales y por qué.

2.5 Finalmente, que conozcan el debate que ha surgido desde siempre en torno a lo que llamamos «la inteligencia del ajedrez» y el desarrollo de diversas habilidades y hasta qué punto pueden ser aplicables al desarrollo de los alumnos en su tarea escolar.

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies