1. LA NOTICIA

Estas son algunas noticias relacionadas sobre el tema de este e-studio y que han sido publicadas recientemente:

La Voz de Galicia. 27 de noviembre de 2012

1.1

La acidez del agua amenaza con arruinar la almeja en Galicia

R. ROMAR / REDACCIÓN

El mar se vuelve cada vez más ácido. Lo que es ya una evidencia debido a la progresiva absorción por parte del océano del dióxido de carbono liberado a la atmósfera por la emisión de gases de efecto invernadero traerá consigo unas consecuencias impredecibles para los organismos acuáticos, que en algunos casos ya se empiezan a conocer.

Eso es precisamente lo que ocurre con especies comerciales tan importantes para Galicia como la almeja fina y el mejillón, a los que la alteración química del agua afectará de distinta manera, según las conclusiones de un trabajo realizado en juveniles obtenidos en bateas de la ría de Ares-Betanzos y de la ría de Formosa (Portugal) por parte de un equipo del Instituto de Investigacións Mariñas de Vigo (CSIC). Aunque se trata de dos tipos de moluscos, el mejillón resistirá la acidificación de las aguas de hasta dos unidades por debajo de los niveles actuales de PH, de entre 7,7 y 8,4. De hecho, apenas existen diferencias entre los ejemplares a los que se les inyectó dióxido de carbono en laboratorio para simular las condiciones que puede tener el océano dentro de unos 200 años y los que se mantuvieron en las condiciones actuales del agua del mar.

Sin embargo, no ocurrió lo mismo con la almeja fina, cuyo crecimiento, reproducción y supervivencia sí se ve afectada por la mayor acidez. Su fisiología se vio alterada por los cambios en el PH del agua, un escenario en el que se reduce su ingesta de comida y respiración.

La noticia completa la podrás leer aquí.

1.2

La Voz de Galicia. 17 de enero de 2013

R. ROMAR / REDACCIÓN

La Tierra vive su década más calurosa desde que hay registros

La década actual es la más cálida en el planeta desde que existen registros de temperaturas, desde 1880. Y la próxima aún lo será más. El termómetro no engaña y las mediciones parecen indicar que existe una tendencia al calentamiento que va más allá de la variabilidad natural del clima. Así al menos lo indican los informes presentados por el Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la NASA y por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA) que, aunque presentan ligeras diferencias, coinciden en lo fundamental: el planeta se calienta a un ritmo sin precedentes.

El 2012 no fue una excepción en esta tendencia y se ha erigido, según la NASA, en el noveno más cálido de la historia, puesto que la NOAA rebaja al décimo lugar en el ránking. A excepción de 1998, un año excepcional debido a que la intensidad del fenómeno meteorológico conocido como El Niño fue la más fuerte del siglo, los nueve años más calurosos de la historia se registraron desde el 2000.

Desequilibrio térmico

«La temperatura de un año no es significativa en sí misma, lo que importa es que la última década ha sido más cálida que la anterior y que esta lo ha sido aún más que la precedente», explica el climatólogo de la NASA Gavin Schmidt. Los datos del Instituto Goddard muestran que la temperatura del planeta, tanto la medida en tierra como en el océano, se ha incrementado en 0,6 grados con respecto a la media del siglo XX, de 13,9 grados. La NOAA rebaja este aumento a 0,57 grados, aunque precisa que la mayor subida se ha producido desde 1970, cuando la temperatura global de la Tierra se ha elevado a un ritmo de 0,16 grados por década, registro que en Galicia es un poco superior, de 0,18 grados.

«El planeta está experimentando un desequilibrio térmico, absorbiendo más energía de la que libera. Podemos predecir que el próximo decenio será más cálido que el actual», constata James Hansen, director del Instituto Goddard y uno de los referentes mundiales en el estudio del cambio climático. Goddard cree que los nuevos datos rebaten claramente los argumentos de los escépticos, para quienes la Tierra apenas se ha calentado en los últimos 16 años.

Para los expertos de la NASA y la NOAA tampoco quedan dudas de que detrás del calentamiento está la emisión incontrolada de gases de efecto invernadero a la atmósfera. De hecho, los nuevos datos revelan que la concentración de dióxido de carbono, con más de 395 partes por millón, es la mayor de la historia conocida, tal y como ya había advertido la Organización Meteorológica Mundial. «El planeta se calienta, y la razón es que seguimos emitiendo más dióxido de carbono a la atmósfera», sentencia Gavin Schmidt.

1.3

La Voz de Galicia. 9 de junio de 2012

REDACCIÓN / LA VOZ

El elevado nivel de CO2 asfixia los océanos y amenaza a las especies

Los océanos han absorbido cerca del 25 por ciento del dióxido de carbono emitido por el hombre, lo que ha alterado la química de los mares y océanos, y ha provocado la progresiva acidificación de las aguas, una amenaza para los organismos calcificantes (corales y calcificadores planctónicos). Pero el CO2 también afecta a la eficiencia de la respiración aeróbica marina, que depende de la relación entre los niveles de CO2 y oxígeno presentes en el agua. Es más, si las capas superficiales de los océanos alcanzan niveles críticos de este gas la vida marina podría verse fuertemente afectada en el proceso de respiración y repercutir en especies de importancia pesquera.

Esta al menos es la conclusión de un estudio internacional liderado por la el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Pontífica de Chile, cuyos resultados se recogen en la revista científica Biogeoscience.

La noticia completa la puedes leer aquí:

1.4

Revista Science. 20 de diciembre de 2012

Coral Reefs Could Be Decimated by 2100

1.5

Agencia SINC. 8 de junio de 2012

Los niveles elevados de CO2 aumentan el estrés sobre la vida marina

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies