El club de ciencias del IES de Arzúa dedica gran parte de sus esfuerzos a organizar actividades vinculadas a la economía circular, es decir, al modelo de consumo que supone compartir, reutilizar, reparar y reciclar materiales y productos siempre que sea posible.

En ese contexto, el alumnado participante desarrolló tres actividades diferentes: elaboró un jabón como hacían las abuelas, reutilizó aceites para crear velas y preparó bálsamos labiales.

Del primer proyecto destaca la materia prima utilizada: aceite usado para freír. Este tipo de jabón se conoce como «de las abuelas» o incluso «de Castela». Lo interesante es que los estudiantes pudieron comprobar cómo es el proceso, qué reacciones se producen durante el mismo y el valor que puede tener un producto que inicialmente parece descartado, como es el aceite ya utilizado.

Con esta misma grasa se hicieron, además de jabones, velas. La base para las mismas también se recicló, en concreto usaron botes de vidrio que trajeron los alumnos. Estas velas tendrán una vida muy especial, porque serán la base para el próximo taller de centros navideños.

Flores para los difuntos

Por otra parte, el alumnado de FP de jardinería montó una empresa real, Flor Arzúa, y preparó centros para el día de difuntos. Tenían tres modelos que iban de los 12 a los 20 euros.

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies