Las protestas por la muerte de Mahsa Amini a manos de la policía de la moral, encargada de velar por el cumplimiento de las tradiciones religiosas ortodoxas, lograron que Irán haya decidido suprimir este cuerpo. El Gobierno anunció que, además, el Parlamento y un organismo especial encabezado por el presidente de Irán, Ebrahim Raissi, trabajan en una «modificación» de la ley sobre el uso obligatorio del velo islámico.

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies