Ayer en Valencia se vivió un incendio impresionante que se saldó con al menos cuatro muertos. Comenzó en torno a las cinco de la tarde, en una de las viviendas de un edificio de dos torres del barrio de Campanar, y, en poco menos de dos horas, el fuego se había propagado al otro bloque. Las altas temperaturas a esa hora, de hasta 25 grados, y las rachas de viento de entre 50 y 60 kilómetros por hora ayudaron a la propagación de las llamas por una fachada que estaba recubierta por un material muy inflamable. El edificio tenía 14 plantas y 141 viviendas, en las que habitaban en torno a 450 personas. Al parecer, el fuego se inició en un piso que estaba vacío en ese momento. La extinción del fuego fue muy difícil porque de la fachada se desprendía material incandescente y cada poco se oían explosiones. Hacia las nueve y media de noche las llamas del exterior estaban casi apagadas.

En la foto podemos ver a dos personas en un balcón que finalmente pudieron ser rescatadas.

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies