Jesús Garrido

Con frecuencia los titulares de las noticias, por importantes e interesantes que sean, no animan a los alumnos a trabajar con ella en la escuela. El arte está en convertir los titulares (los títulos y los subtítulos) en información accesible y estimulante para que los alumnos vean mejor qué guardan, y cómo se describen los hechos y se definen en acciones o datos que acercan su contenido.

Un buen ejemplo de noticia pedagógica singular (NPS) lo tenemos en la página central (L5) del cuadernillo local de la edición de A Coruña del pasado domingo 14 abril: «Los últimos pastores de A Coruña, el pasado de una ciudad que se extingue», cuyo subtítulo ayuda a comprender: «Rebaños aislados perviven en los núcleos rurales del municipio». Y ese titular y su subtítulo lo refuerzan los destacados: «Fan un traballo importante, son auténticas máquinas devorando maleza, axudan a rozar»; y los pies de foto, como: «Una finca en la ciudad. Leandro tiene un pequeño terreno con gallinas, ovejas y cabras en San Cristóbal das Viñas, donde dispone de un espacio diferenciado para cada especie».

Una cátedra, pues, de pastoreo donde cada cual tiene su nombre, lenguaje, color y gesto… Y hoy son noticia y ejemplo del buen hacer, de completar su trabajo de cada día y de vivir en grupo. Por supuesto, el pastor conoce a cada cual con su título, voz y tarea completa de cada jornada. Lo llaman rebaño, pero ninguna pierde su identidad. No hay pupitres.

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies