ANA ABELENDA

En pleno Mundial de la Vergüenza en Catar, apago la tele que no iba a encender y me sumo a la grada que aplaude la victoria (aunque sea una ristra de derrotas) de la selección prebenjamín que me ha hecho sentir la pasión por el que llaman deporte rey. Hay un ritual que hoy me pinta la ilusión de azulón, que me devuelve la afición por aquel Superdépor que sabía hacer de todo, hasta perder. Cuando mi hija pequeña inicia el ritual de ponerse medias y espinilleras, viajo en globo 30 años atrás. Entiendo que Marta D. Riezu le pidiese a Arsenio Iglesias el único autógrafo que ha pedido en toda su vida. Difícil superar esa frase del míster que resuena en Riazor: «Mucho que decir y poco que contar», haiku que envolvió en papel de seda el sueño roto de A Coruña de la Liga del 94. Siempre me ha gustado más la lírica de lo cotidiano que la épica de lo excepcional, pero sé reconocer el talento en cualquier campo de juego. Elemental en la manera de jugar y de ser equipo de los niños. Tienen toda la vida por ganar. Mi hija es la culpable de que no me pierda ningún partido de este minimundial, el único que veré, el de prebenjamines, el de la ilusión salvaje, no manipulada por intereses adultos inhumanos. Aunque algunos padres de este mundialito ya podían irse a gritar a Catar…

Mi hija empezó a ir a fútbol un poco a mi pesar, con una pasión como un golazo por la escuadra, que va ampliando el léxico familiar. La palabra cañitos flota en el pasillo, cruzando el eco de la patada al balón. Cada día tiembla un jarrón, pero, a cambio, aprendo a encajar. Ayer, la futboliña me explicó qué es un sombrerito, para que comprendiese la hazaña de uno de los magos del balón de su equipo, equipazo que no se da por vencido nunca jamás. Ojalá aprendan a ganar, como veo que saben perder. Sin pisar los derechos de otros, que son los suyos.
Con el valor de la dignidad.

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies