ANA ABELENDA

Que yo recuerde, mis padres nunca me castigaron al rincón de pensar. Podría dejar la frase en «Que yo recuerde, mis padres nunca me castigaron» y punto final. Supongo que recuerdo mal, que idealizo lo que en su día veía natural. Los niños creen que lo merecen todo, y es verdad. Yo debí de merecer mucho, mucho más de un castigo, porque recuerdo haberme portado, varias veces, bastante mal.
Como madre me supero en el amplio campo de la imperfección. Confieso que me porto igual de mal o peor ahora que como hija, pero mis niñas nunca me castigan al rincón… Me chillan, patalean, me desafían, pintan el sofá, rompen los papeles, me llenan de pegotes, pero no me mandan nunca al rincón.

A veces, necesito lo que los psicólogos llaman un time out. Leer o escuchar al pediatra Carlos González casi siempre vale de consuelo, de apoyo moral en la batalla diaria, inevitable, del inextinguible ardor maternal. El autor de Bésame mucho nos recuerda que el rincón de pensar (el rincón puede ser silla o sillón) fue un invento del psicólogo Arthur Staats, no para que los niños aprendiesen a portarse bien, sino para los padres, para que los padres alejasen al niño y no darle un cachete o bofetón. Por lo que leo, la mayoría de los psicólogos desaconsejan hoy este castigo porque el rincón no invita al niño a pensar, sino a repetir la conducta a escondidas, o a inhibirla por miedo a la soledad del rincón. No hay mayor desprecio que no hacer aprecio, decían mis abuelas. En esto creo yo.

Pensar no es un rincón. Los hijos ocupan toda la casa, toda la vida, casi todo el tiempo. Y una acaba pensando que el paraíso es un sillón, un sillón al que dejarse caer sin pensar en nada… teniendo a los hijos cerca, jugando sin pelearse. Esto es el cielo. Pero empieza la pelea y me acuerdo de lo que decía la madre de Pedro Mairal: «Si quieren, mátense, ¡pero un poco más lejos!».

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies