El calendario de noviembre de La Voz de la Escuela nos recuerda que mañana hará 60 años que un médico alemán, Widukind Lenz, publicó que la causa de las deformaciones con que nacían muchos niños se debía a un medicamento que se recetaba a las madres para evitar las náuseas y vómitos que sufrían durante el embarazo: la talidomida. El 3 de agosto de 1962 sale la primera noticia en La Voz, un titulillo en versalita del mismo cuerpo del texto: «Otros dos niños deformes en Canadá».
A esta primera nota sigue un gran fervor informativo, pero centrado sobre todo en países occidentales. «La tempestad de la talidomida provoca un pánico general en los Estados Unidos», se lee el día 8. La industria farmacéutica presionaba para que el medicamento («la droga») se siguiera vendiendo, y argumentaba que en EE.UU. se había dispensado a 270 mujeres que habían dado a luz niños normales.
El día 11, un subtítulo sobre el país norteamericano decía: «Muchas madres que han tenido niños deformes piden que se les permita la eutanasia» (era una crónica firmada por la Agencia Zardoya «exclusiva para La Voz de Galicia»). El contrapunto lo ponía al día siguiente el testimonio de una madre, Betty Satherley, que vivía en la isla de Wight (Gran Bretaña): «Mi hijo no tiene brazos, pero quise que viviera».
«Fallece en Roma un niño que nació sin piernas, al parecer a causa de la talidomida», «Otro niño que nace sin brazos a causa de la talidomida» (en «Inglaterra»), «Absuelta la madre que mató a su hija porque nació sin brazos» (Lieja), «Otro triste caso en Lieja» —el de una madre encarcelada por matar a su hija—, «Tomó talidomida para que le fuese concedido permiso de aborto» (su hijo, finalmente, nació sin brazos), «Mataron “por compasión” a un niño nacido sin piernas ni brazos. Las autoras del crimen son la madre del pequeño y una doctora» (en Fráncfort). Son algunas de las noticias que se fueron publicando en 1962 y 1963 y que reflejan el horror que estaba causando el medicamento.
Al mismo tiempo, la Academia de Ciencias de Francia daba una de cal: «La talidomida podría orientar las investigaciones hacia sustancias anticancerosas», se puede leer en La Voz del 23 de diciembre de 1962.
Las víctimas de la talidomida lograron que se juzgara a los fabricantes el 6 de junio de 1964: «Los responsables de la fabricación de la talidomida, en el banquillo de una improvisada corte de Justicia», pero ya se intuía que sería un proceso largo y de incierto resultado: «Es posible que no haya sentencias en firme antes de cinco o seis años». De hecho, en 1970 se publicó que el juicio quedaba aplazado indefinidamente (19 de diciembre), si bien en Gran Bretaña la compañía fabricante del medicamento, la Distillers Company, tuvo que hacer frente a cuantiosas indemnizaciones (2 de agosto de 1969, 31 de julio de 1973).

La censura funcionó
¿Y en España? Nada. El régimen impuso un silencio absoluto y ninguna información se publicó relativa a los niños de nuestro país. La primera noticia que encontramos en nuestra Hemeroteca es un breve del 28 de mayo del 2006 que refiere la existencia de una Asociación de Víctimas de la Talidomida que solicita ayudas al Gobierno. Esta asociación, integrada por 180 personas con malformaciones congénitas, logró que se abriera juicio en España contra Grünenthal, la empresa que comercializó el medicamento desde 1953 (15 de octubre del 2013). El proceso llegó al Tribunal Supremo, al Constitucional e incluso al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (30 de julio del 2016), que un año después desestimó la demanda (17 de julio del 2017).

Otros usos
Si bien la talidomida fue prohibido por sus graves efectos, pronto empezaron a publicarse noticias sobre sus propiedades en el tratamiento de otras enfermedades. Por ejemplo, en «las complicaciones que causa la lepra» (7 de septiembre de 1969), contra el sida y la tuberculosis (7 de julio de 1993) y contra el mieloma múltiple (20 de julio del 2004). Pero siempre administrada bajo un estricto control médico.
La Voz de la Escuela dedicó a este medicamento y sus efectos un reportaje publicado el 30 de octubre del 2013, coincidiendo con el inicio en España del juicio contra la empresa Grünenthal.

Para saber más

Puedes acceder a la Hemeroteca de La Voz desde lavozdegalicia.es/hemeroteca/. Un consejo: para tener éxito en la búsqueda, utiliza los cuadros que permiten acotar las fechas.

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies