ANTONIO SANDOVAL REY

Ese de la fotografía es uno de los pájaros más fáciles de ver y más habituales en todas nuestras ciudades y pueblos. De hecho, seguro que hay más de uno cerca de tu centro educativo… ¡Incluso es muy probable que un ejemplar viva en él! Le gustan las alturas, es de carácter solitario y se llama colirrojo tizón. Esta semana te proponemos que encuentres uno. Es más sencillo de lo que parece, ya verás.

Empieza por fijarte cada día en todos los pájaros que te encuentres entre tu casa y tu aula. Descarta los que sean del tamaño de una paloma o mayores. También los negros mirlos de pico color naranja. Y los gorriones. O las grises lavanderas de larga cola. En esta ocasión, presta especial atención a los pajarillos oscuros que andan por las alturas. Unas veces, por las azoteas y las antenas. Otras, por las cornisas. Deberás poner a prueba tu agudeza visual. Si tienes unos prismáticos, te serán muy útiles. Insiste hasta que des con su silueta pequeña y siempre atenta a la presencia de algún apetitoso invertebrado.

Cuando el colirrojo tizón baja a tierra y se deja ver de cerca, resulta muy hermoso: la mayor parte de su plumaje es de color negro, salvo por unas plumas más pálidas, grises, en lo alto de su cabeza, y otras casi blancas en sus alas. Lo de tizón viene por ese color tan oscuro. Lo de colirrojo, en seguida lo comprenderás: por su cola, de color naranja vivo.
Si encuentras uno como el de la foto, es que estás ante un macho. El plumaje de la hembra y de los jóvenes es mucho más discreto, de tonos pardo-grisáceos, pero manteniendo esa inconfundible cola roja.

Canto invernal

Es muy característico. Lo escucharás incluso en pleno invierno y de madrugada. De hecho, las primeras luces del alba, cuando todavía no hay mucho tráfico, son ideales para intentar oírlo incluso desde la ventana de tu casa. Arranca con unos silbidos breves, sigue con una repetición de notas y una especie de carraspeo y termina con una veloz mezcla de sonidos. Y así, muy rápido, una y otra vez. Ese canto les sirve a los machos para dejar claro cuál es su propiedad: qué tejados y azoteas, qué antenas, qué cornisas… Los colirrojos tizones son aves muy territoriales.

Sedentarios y migratorios

En Galicia tenemos dos poblaciones diferentes de este pájaro. Una es sedentaria: está con nosotros todo el año. La otra la integran ejemplares que llegan en otoño desde el norte de Europa para pasar el invierno y que regresan a su tierra en primavera. Los que viven en el medio natural suelen instalarse en lugares como acantilados marinos, cortados rocosos o similares, siempre con escasa vegetación. Allí encuentran los pequeños invertebrados que son la base de su alimentación.

Pincha aquí para saber más

 


asandovalrey@gmail.com es escritor y comunicador ambiental.

Investiga e imagina

Si vives en una ciudad o en un pueblo grande, quizá tu centro educativo sea parte del territorio de un colirrojo tizón. Descubre sus posaderos favoritos. ¿Tiene discusiones con otros de su especie por los límites de su propiedad? ¿Dónde le gusta cantar? Comprueba si hay colirrojos tizones en el tejado de tu casa, o en tu calle, o en sus alrededores.

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies