Fernando Pariente.

Blanca Fernández Ochoa, recientemente fallecida en la sierra madrileña, fue la primera mujer española que consiguió ganar una medalla olímpica. Había nacido en el seno de una familia profundamente implicada con los deportes de nieve porque su padre era gerente de la escuela de esquí de Navacerrada. Vivían en plena sierra madrileña, en el pueblo de Cercedilla, en constante contacto con la nieve casi durante la mitad del año. El resultado fue que cinco hermanos participaron en juegos olímpicos de invierno y el mayor de ellos, el famoso Paquito Fernández Ochoa, también fallecido prematuramente, ganó la única medalla de oro que haya conseguido un esquiador español, en 1972. Veinte años después su hermana Blanca logró también subirse al podio en unos juegos olímpicos de invierno, en Albertville, y se convirtió en la primera mujer española en conseguir una medalla olímpica.