Fernando Pariente.

La cumbre de la Liga Árabe en El Cairo en enero de 1964 aconsejó la creación de una organización para representar a los palestinos en los foros internacionales. Cuando en 1948 terminó el mandato británico sobre Palestina los judíos aplicaron de forma inmediata la partición del territorio determinada por Naciones Unidas y crearon el estado de Israel. Los palestinos se negaron a aceptar tal partición y no reconocieron la existencia de ese Estado sosteniendo que ellos eran los únicos dueños legítimos de todo el territorio. La consecuencia fue que carecieron de entidad nacional ante el resto de las naciones. Por eso era necesario que se constituyera algún tipo de organización que los representara. El Consejo Nacional Palestino se reunió en la zona palestina de Jerusalén y dio vida el 2 de junio de 1964 la Organización para la Liberación de Palestina (OLP). La Asamblea General de la ONU la reconoció en 1974 como único representante legítimo de ese pueblo y le concedió un puesto en la ONU como observadora. Desde entonces la OLP, cuyo dirigente más famoso fue Yasir Arafat, dirige los destinos políticos de los palestinos.