Fernando Pariente.

Nada parecía presagiar la fantástica carrera cinematografía de Federico Fellini cuando nació en el seno de una familia más bien modesta y sin ninguna relación con el mundo de la pantalla. Fue un niño inquieto y con iniciativas personales, que le llevaron a escaparse de casa a los ocho años para seguir a un circo, pero sus habilidades personales parecían dirigirse inicialmente hacia el campo del dibujo. Le entusiasmaban los cómics y sus primeros trabajos fueron como caricaturista y dibujante de viñetas en periódicos. Pero su matrimonio con la actriz Giulietta Masina le inclinó definitivamente hacia el cine, arte en el que cosechó todos los triunfos posibles.