S. Pérez

Aunque pertenece a la quinta generación de farmacéuticos en su familia, a Natalia Silva Martín (Ourense, 1992) nunca la presionaron en casa para que siguiera su mismo camino. Sin embargo, lo hizo por convencimiento total. Lo que sí que cambió fue el rumbo de su carrera y decidió desviarse de esa parte más tradicional y comenzar su propia línea cosmética, Blue Silk Cosmetics. Porque la carrera de Farmacia va más allá de vender medicamentos. «Hay muchas posibilidades laborales, ya que ofrece una variedad de especializaciones que permiten explorar diferentes áreas de interés dentro del campo de la salud y la ciencia, e incluso del márketing». Su laboratorio está en la farmacia familiar, que ahora pertenece a su madre. Es la Farmacia Martín Cid, en la calle del Paseo 31, en Ourense. Allí están todos sus productos, y allí comenzará a realizar sesiones con el analizador de piel.

—Lo tuyo con la farmacia viene de familia, pero has terminado dedicándote a otra rama.

—Fui encontrando mi camino aprovechando la tradición familiar. Soy farmacéutica y cosmetóloga y pertenezco a la quinta generación de farmacéuticos de mi familia. Pero lo que hago realmente no dista tanto de lo que hicieron mis antepasados: lo que hice fue fusionar la tradición familiar farmacéutica, sanitaria en general, ya que también somos familia de médicos, con el termalismo. El balneario de Baños de Molgas, de cuyo manantial obtengo el agua para fabricar mi línea cosmética Blue Silk, ha pertenecido a mi familia desde 1873. Crecí inmersa en ese entorno, por lo que para mí siempre fue algo natural. Lo que realmente me llevó por este camino fue mi espíritu emprendedor y mi pasión por la innovación. En ese sentido, aunque mi enfoque pueda parecer diferente en realidad, es una continuación de la tradición familiar, combinando la herencia farmacéutica y balnearia con nuevas oportunidades y enfoques innovadores en el campo de la cosmética y el termalismo.

—Durante la carrera, ¿dónde te veías al terminar?

—Nunca tuve una visión clara de dónde terminaría. Al principio, sabía que opositar o trabajar en una farmacia de manera tradicional no era lo que me apasionaba. Siempre me sentí más atraída por el trabajo en laboratorio y la investigación. Fue durante mi experiencia Erasmus en Italia, al cursar la asignatura de Productos Cosméticos, cuando lo tuve claro. Descubrí mi pasión por la cosmética y su formulación y supe que quería seguir ese camino. Siempre he sido de probar todas las posibilidades para poder tomar decisiones informadas, por lo que aproveché al máximo cada oportunidad que se presentaba. Realicé mis prácticas de fin de carrera en un hospital en Cerdeña, donde pude confirmar que el trabajo en el laboratorio era donde realmente me sentía más a gusto, formulando antídotos y jarabes para bebés prematuros. Desde los primeros años de la universidad, aproveché mi pasión por los viajes para sacar el máximo aprendizaje. Participé en diferentes programas didácticos, pasé un verano haciendo prácticas de investigación en la Universidad de Kaunas (Estonia), cursé dos años en Italia y estuve en una clínica de cosmetología médica con sede en Lituania y Alemania. Cada una de estas experiencias contribuyó a mi desarrollo personal y profesional, ayudándome a descubrir mi verdadera vocación en la cosmética y la investigación farmacéutica.

—¿Así que hay vida más allá de vender medicamentos?

—Por supuesto, y es lo que la mayoría desconocen, por eso me gusta dar visibilidad a la de oportunidades que hay. Recuerdo una charla que recibí antes de comenzar mis estudios, donde se me presentó todo el abanico de posibilidades que se abrirían para mí una vez que me graduara. Fue realmente revelador darme cuenta de la diversidad de caminos que podía seguir dentro de esta carrera. No todo es trabajar en farmacia comunitaria o hacer el FIR.

En la industria farmacéutica y cosmética puedes trabajar en investigación y desarrollo, producción, marketing, regulación, entre otros roles. En farmacia hospitalaria, en gestión de medicamentos en hospitales y centros de salud. En investigación clínica, en la participación en ensayos clínicos y estudios de investigación. También docencia e investigación, impartiendo clases y realizando investigaciones en instituciones académicas. Hay salida en farmacovigilancia y regulación, para trabajar en agencias gubernamentales y organismos reguladores. En la gestión de la salud pública, puedes participar en programas de salud pública y en organizaciones no gubernamentales. Por último, puedes dedicarte a la cosmetología y dermofarmacia, con asesoramiento, desarrollo y formulación de productos cosméticos y dermofarmacéuticos.

—¿Qué es Blue Silk Cosmetics?

—Blue Silk es una línea de alta cosmética elaborada con agua termal gallega y surge como materialización de mi trabajo de fin de máster en Cosmética y Dermofarmacia que cursé en CESIF Barcelona. Tras trabajar en varios laboratorios de la industria cosmética como Laboratorios LACER en Barcelona y LANZALOE en Lanzarote, decidí regresar a mi tierra y crear mi propio laboratorio, así surge definitivamente Blue Silk Cosmetics. En Blue Silk, todos nuestros productos son formulados, fabricados y envasados en el laboratorio de la farmacia familiar en Ourense. Yo misma diseño, fabrico y envaso las fórmulas. Además de fabricar nuestra propia línea cosmética, también ofrecemos servicios de fabricación a terceros, ayudando a otras marcas, clínicas dermatológicas, hoteles y casitas rurales a crear sus productos personalizados con nuestra experiencia y conocimientos en formulación cosmética. Recientemente, he tenido el honor de ser nombrada miembro de la junta directiva de la Asociación de Cosmética Gallega, donde colaboro en la promoción y el desarrollo del sector cosmético en nuestra región, encargándome de la vocalía de aguas y certificaciones. Uno de mis proyectos más emocionantes para el próximo mes es la incorporación de un nuevo analizador de piel, planeo ofrecer asesoramiento completo y formulación de productos cosméticos 100 % personalizados para cada cliente, basados en las necesidades específicas de su piel incluidas las más sensibles y delicadas, además de la creación de talleres formativos sobre cosmética y cuidado de la piel que estarán enfocados en temas como la importancia de la higiene diaria de la piel, la protección solar y cómo leer las etiquetas de los productos cosméticos. En resumen, mi pasión por la cosmética y el cuidado de la piel me ha llevado a crear Blue Silk Cosmetics y a embarcarme en proyectos innovadores que buscan mejorar la salud y la belleza de las personas de manera personalizada y efectiva.

—¿Cómo es tu día a día?

—Bastante intenso y variado. Hasta hace poco, compatibilizaba mi trabajo dirigiendo una farmacia con mi proyecto en Blue Silk Cosmetics. Pero desde hace un par de semanas puedo decir que la dedicación a mi marca es finalmente del cien por cien. Me siento extremadamente feliz y agradecida por esta oportunidad. En cuanto a mi horario, debo admitir que estoy en proceso de organización. Me resulta difícil desconectar porque amo lo que hago. Incluso trabajo los domingos, pero lo hago con gusto y pasión. Ahora que tengo dedicación completa en Blue Silk, mi objetivo es establecer un horario laboral más estructurado. Estoy trabajando en ello y, en principio, mi meta es trabajar de lunes a viernes, unas nueve horas al día, para lograr un equilibrio entre mi vida laboral y personal.

—¿Qué consejo le darías a alguien que está decidiendo qué estudiar?

—Mi consejo es que elija una carrera que realmente le apasione y le motive. Es fundamental tener en cuenta tus intereses, habilidades y valores personales al tomar esta decisión tan importante. No te dejes influenciar únicamente por las expectativas de los demás o por consideraciones económicas. Además, te recomendaría que investigues a fondo sobre las diferentes opciones disponibles, investigues sobre el plan de estudios, las oportunidades profesionales que ofrece la carrera y las áreas en las que podrías trabajar una vez graduado. También es útil hablar con profesionales en el campo que te interesa, hacer prácticas o voluntariados para tener una idea más clara de lo que implica cada carrera. Es importante saber que tu elección de carrera no determina tu futuro; siempre hay oportunidades para cambiar de rumbo y seguir diferentes caminos en la vida profesional. Lo más importante es seguir tus pasiones y trabajar duro para alcanzar tus metas, ya que cuando haces las cosas de corazón todo resulta más sencillo y fluye solo.

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies