4. ACTIVIDADES

SESIÓN 1

1.1. Evaluación y cuestionario: ¿Qué sabemos del agua y de las charcas?

Se pasa el siguiente cuestionario a la clase. La profesora o profesor valorará si es mejor hacerlo en voz alta, y que los alumnos vayan respondiendo cada uno en su cuaderno, o todos a la vez, en grupo.

-¿Sabes de dónde viene el agua que bebemos en esta ciudad / pueblo y en el cole?

-De un pozo

-De un manantial

-De un embalse

-De la traída de aguas

-¿Crees que las charcas pueden ser tan interesantes de explorar como un bosque o una montaña?

-Si / No ¿por qué?

-¿Podríais decir el nombre de cinco animales que viven en las charcas?

-¿Cuáles de estos animales creéis que se transforma totalmente de aspecto desde que nace hasta que se convierte en adulto?

-Libélula

-Rana

-Tritón

-Mosquito

-¿Creéis que es importante conservar las charcas naturales?

-Si / No ¿por qué?

-¿Conocéis alguna charca cerca de aquí o de vuestra casa?

-No / Sí ¿cuál, dónde?

-¿Sabéis si antes existían charcas aquí o de vuestra casa, y desaparecieron?

-¿Habéis escuchado alguna vez un coro de ranas?

-¿Debe ser todo el agua limpia, clara y potable y sin bichos? ¿Por qué?

1.2. Ahora pensemos un poco acerca del agua

Para ello, leeremos en voz alta la noticia. Como es un poco compleja para los alumnos de primaria, los profesores pueden resumir su contenido y plantear posteriormente la cuestión esencial que plantea: ¿para qué necesitamos tanta agua embotellada?

A continuación se plantea a la clase el debate de si el agua embotellada es más sana o no que la del grifo. El debate se dirige con las siguientes preguntas:

  • ¿Es mejor el agua del grifo o la embotellada?
  • ¿Por qué?
  • ¿Y los residuos plásticos y los gastos de energía (y emisiones) que provoca el almacenaje y el transporte de las botellas?
  • ¡El agua del grifo es muy buena en toda Galicia!
  • Pero en cada ciudad y pueblo la obtienen de forma un poco diferente.
  • ¿Tenéis alguna idea de dónde viene el agua que utilizamos aquí para beber, lavarnos, fregar o lavar la ropa?
  • ¿Qué os parece si lo investigamos?

A continuación, se les propone investigar de donde viene el agua de sus casas y del cole. En esto consistirá la siguiente actividad.

SESIÓN 2

El mapa del agua

Esta actividad la puede plantear cada profesor según sus personales capacidades y habilidades, la disponibilidad del centro para apoyarla y por supuesto las edades de los escolares.

Se trata de hacer un mapa de la ruta del agua en el municipio en el que está en centro educativo.

Se puede abordar, por ejemplo, de las siguientes maneras:

-Llamando por teléfono al Concello y preguntando acerca de esta cuestión, e incluso invitando a un técnico a que os de una charla. Con esa información, se puede elaborar un mural para la clase o el pasillo en el que, tras dibujar un mapa de dónde viene el agua y a dónde va una vez utilizada, se añadan fotografías y dibujos y después el resto del ciclo natural del agua: mar, nubes, etc.

-También llamando al Concello, pero en este caso para planificar una excursión en autobús para visitar las diferentes infraestructuras de captación, distribución y saneamiento. Los escolares deberán tomar nota en esa excursión de todo cuanto vayan aprendiendo. También harán fotos. Con toda esa información elaborarán igualmente un mapa mural como el anterior que se instalará en un lugar bien visible.

SESIÓN 3

¡Visita a una charca!

¿Debe ser toda el agua limpia, clara y potable? ¡Claro que no! El agua que no bebamos, ni utilicemos para fregar o lavar, debe ser sana en el sentido más natural de la palabra. Es decir: llena de vida.

El ejemplo más fácil de comprender de cómo una agua sana puede alojar a multitud de criaturas es una charca natural o artificial ecológicamente bien equilibrada. En ella hallaremos multitud de criaturas que conviven de una forma casi mágica. Casi tantas, efectivamente, como en una selva.

Esta sesión, una vez más, consiste en salir al campo. Los profesores deberán prepararla adecuadamente con antelación. Para ello, preguntarás (una buena fórmula es que además los niños pregunten a sus padres y abuelos) dónde hay cerca del centro una charca, y acudirán a comprobar si es accesible para los escolares y su estado de conservación.

Sería ideal, además, poder comparar una charca en buen estado con otra contaminada, a fin de comprobar las consecuencias en la biodiversidad del maltrato del agua.

Se organizará la visita para una o media mañana.

Para esa visita será necesario tener en cuenta:

-Llevar una red de mango para meter con cuidado en el agua y retirar pequeñas criaturas del fondo.

-Llevar un tupperware ancho y a ser posible blanco, sin tapa, para observar lo que retiremos del fondo.

-Llevar unas guías con láminas de identificación de invertebrados de agua dulce y anfibios.

-Llevar botas de agua de goma para todos los escolares (que las traigan de casa). Quienes no las tengan no podrán acercarse a la orilla, pero sí pueden participar identificando lo que encuentren sus compañeros, tomando nota de todo ello.

-Llevar además una o varias cámaras para fotografiar los seres que encontréis y poder luego trabajar con esas fotos en clase, asegurando la identificación.

-Recordad que no debéis tocar a los animales que halléis, y que deben ser devueltos en muy pocos minutos al mismo lugar en que fueron hallados.

-A fin de evitar machacar la orilla, no debe haber cada vez más de dos escolares con el profesor en la orilla, y hay que pisar con cuidado, sin revolver el fondo. Se les debe recordar que están en un sitio muy sensible. De ahí que sólo llevéis una red y un tupperware.

-Por el mismo motivo, conviene limitar al máximno el uso de la red y trabajar en dos lugares distanciados de las orillas.

-Si visitáis una charca sana y otra contaminada, ¿qué diferencias veis?

-Al terminar, y durante el viaje de regreso al cole, proponed a los escolares que pregunten a sus padres y abuelos si antes había más charcas como esa por esa zona.

SESIÓN 4

Evaluación y conclusión

Haced una puesta en común acerca de lo aprendido y percibido en vuestra excursión. ¿Había muchas criaturas diferentes en la charca? ¿Cuáles? Según los libros que hayáis consultado, ¿quién se come a quién?

Con las notas, mapas, dibujos, fotos y videos, elaborad un resumen de la expedición, y dejadlo en la biblioteca del centro escolar como material de trabajo para cuando los alumnos que ahora son más pequeños tengan vuestra edad. Será un regalo que vuestro curso les hace a ellos, y que recibirán dentro de unos años.

Por último, dedicad un rato a reflexionar acerca de la importancia del agua en la naturaleza para la vida: ¿qué sería de las ranas, las libélulas, los tritones, las notonectas, los ditiscos y tantos otros seres sin la existencia de esos pequeños humedales?

Para eso, podéis volver a plantear el cuestionario de la SESIÓN 1.

Está claro que no toda el agua debe ser clara y limpia. Esa es la que necesitamos para nuestro consumo personal, pero para vivir en un entorno natural sano y lleno de vida necesitamos además espacios como las charcas que alojen una extraordinaria biodiversidad, limpios de otra manera. Es decir, sin contaminar.

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies