5.1. Orden y secuencia de actividades

La actividad de desarrollo del proceso puede incluir uno o varios de los puntos. Según el nivel de los alumnos puede pedírseles o no que señalen la palabra que se va a analizar; que separen la base o que lleguen a la raíz; que den una explicación del significado de la nueva palabra o una más precisa del formante empleado; y que las alternativas sean más o menos exactas.

Según el curso y si se han impartido ya nociones de morfología o no, puede hacerse la primera actividad de desarrollo del proceso (4.1) de forma interactiva o unilateral. La segunda actividad de desarrollo (4.2) sí debería ser interactiva, y se recomienda hacerla después de que los alumnos hayan practicado por su cuenta con algunos de los casos que se ofrecen en el punto 4.3.1. Así podría servir para corregir defectos en el proceso.

La actividad de búsqueda de casos en los textos de los periódicos más que difícil es que puede consumir mucho tiempo -del que casi seguramente no se dispone- sin que el hecho de seguir empleando más garantice que se produzca algún hallazgo. En consecuencia, parece más recomendable que el profesor ofrezca textos que los contenga. Obviamente, lo que habrá que corregir en seguida será la tendencia a encontrar entre cinco o seis neologismos cada dos líneas.

5.2. Agrupamientos y espacios

En principio, todas las actividades se pueden realizar individualmente o en grupos (de pocos alumnos). Solo la de búsqueda de casos se nos antoja poco adecuada para desarrollar individualmente.

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies