Aunque podemos imaginar el viaje a planetas situados alrededor de otras estrellas, no parece posible que lleguemos a viajar a otras galaxias, ni en persona ni mediante sondas robóticas. La razón es que aunque pudiéramos viajar a la velocidad de la luz – que nada en el universo puede superar – tardaríamos unos 80.000 años en llegar a la Galaxia Enana de Sagitario, la más cercana a nuestra Vía Láctea. Y 160.000 años en llegar a la Gran Nube de Magallanes, que es la siguiente más próxima. Las galaxias están tan lejos que ninguna tecnología que podamos imaginar va a ponerlas a nuestro alcance. Sin embargo esto no es ninguna tragedia, porque el universo es muy parecido por todas partes: estrellas, planetas, campos de asteroides, nubes de gas y polvo, agujeros negros… No vamos a encontrar en otras galaxias nada que no tengamos en la nuestra.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies