CRISTINA PORTEIRO
Habrás oído estos días que Estados Unidos tendrá un nuevo presidente. El demócrata Joe Biden venció en las urnas al republicano Donald Trump tras días de recuento, con igualdad hasta el final. ¿Por qué tanto revuelo? Días antes de las elecciones ya se temía que si perdía, Trump empezaría a hablar de fraude y se negaría a abandonar la Presidencia. Y eso ha hecho, acusando sin pruebas a los demócratas de haber hecho trampas.

¿Quiénes eran los candidatos?
Joe Biden, por los demócratas (color azul y con el símbolo del burro), con experiencia política capaz de concentrar el voto de la izquierda y la derecha más moderada; y Donald Trump, presidente desde el 2016, por los republicanos (de rojo y un elefante como símbolo), un constructor millonario que despierta tanta pasión como rechazo por su defensa del «América primero», su trayectoria en televisión y sus agresivos tuits.

¿Cómo se vota en Estados Unidos?
Al igual que en España, no se vota directamente al candidato. En Estados Unidos hay 52 estados. Cada uno de ellos tiene un número de representantes (se les llama compromisarios) en función de su población: California tiene 55, pero Texas (que es más grande) 38; en España ocurre lo mismo pero no solo se valora la población. Los compromisarios votarán por Biden o Trump, según su partido. Para conseguir ser presidente se necesitan 270 de los 538 compromisarios que conforman el Colegio Electoral. Biden ya tiene 290. Se puede dar la circunstancia, como le pasó a Trump en el 2016, que el candidato con menos votos sea el ganador porque consigue compromisarios de un mayor número de estados «pequeños».

Aquí puedes ver el resultado por estado y cuántos compromisarios tiene cada uno

Al margen de la Presidencia, los estadounidenses también tuvieron que votar a sus representantes políticos en la Cámara de Representantes y uno de cada tres asientos del Senado (las dos instituciones se encargan de elaborar las leyes, controlar al Gobierno y supervisar los gastos). Puede ocurrir, como en la actualidad, que la mayoría en cada cámara esté en manos de un partido distinto.

¿Por qué tardaron tanto en contar los votos?
España tarda cuatro horas en hacer el recuento. En las elecciones europeas, en las que participan 27 países, se conocen la misma noche, pero en Estados Unidos han tardado una semana. Esto se debe a la gran participación ciudadana —la mayor en 120 años—, la falta de medios y la enorme cantidad de voto por correo que han recibido a causa de la pandemia.

Kamala Harris, vicepresidenta. La primera mujer en el cargo

JIM BOURG Reuters 

Los estadounidenses han roto con el dominio masculino y blanco en uno de los cargos de más poder. Kamala Harris será la primera mujer —además afroamericana— en ocupar la vicepresidencia. De los 46 presidentes electos que ha habido en el país, ninguno era mujer.

DONALD TRUMP

Se resiste a abandonar el cargo y denuncia un supuesto fraude

El candidato preferido de los blancos ricos, la población mayor de 65 años, los latinos de Florida y la gente que defiende más proteccionismo comercial y menos apertura en el país no esperó al recuento para proclamarse vencedor y denunciar un supuesto «fraude» electoral en aquellos Estados donde Biden cobró ventaja. Lo hizo sin presentar prueba alguna.

Los medios de comunicación optaron por silenciarlo o advertir a los espectadores de que Trump mentía. El multimillonario ha iniciado una campaña para recaudar dinero y reclamar su victoria ante la Justicia, algo que no comparte el ala más moderada de su partido. Sus seguidores provocaron altercados violentos en las calles como reacción a la derrota.

JOE BIDEN 

Gobernar para todos: rivales políticos sí, pero no enemigos

«Hice campaña como demócrata, pero gobernaré como estadounidense», prometió Joe Biden, quien quiere reconciliarse con los republicanos para acabar con las divisiones que generó Trump en el país. Se ha convertido en el candidato de más edad (78 años) y con más apoyos en la historia de los Estados Unidos gracias al voto anti-Trump de las clases humildes, mujeres, negros e hispanos, jóvenes universitarios y población urbana. Aún así, Biden no gusta a todo su partido.

Los más izquierdistas creen que es demasiado conservador y preferían al senador Bernie Sanders.

El día después: Un país enfadado y dividido

Una de las conclusiones que podemos extraer de los resultados es que los estadounidenses están profundamente divididos, eso a lo que los medios de comunicación suelen llamar «polarización» (la gente se va a los extremos, a los polos). Trump perdió por un margen muy pequeño y consiguiendo 7,6 millones de votos más que en el 2016 (es el segundo candidato más votado de la historia, tras el propio Biden).

Un partidario de Biden discute con uno de Trump en Atlanta (Georgia) . Foto BRANDON BELL Reuters

Eso significa que su influencia no desaparecerá de un día para otro. Hay una parte de la sociedad que defiende sus argumentos contra la inmigración, la cooperación con otros países o la gravedad de la pandemia. Incluso creen, como él apunta sin pruebas, que hay una conspiración mundial liderada por grupos de ricos para hundir a Estados Unidos. No ven con buenos ojos a quienes reclaman igualdad para las mujeres, minorías religiosas o negros. Una parte de sus seguidores también están vinculados a grupos de lo que se denomina la «derecha alternativa», mucho más radical y excluyente.

La comunidad afroamericana, apoyada por colectivos progresistas, denuncia la violencia racial que existe en el país y que se ha recrudecido en estos últimos cuatro años. De ahí el gran apoyo que ha recibido el movimiento Black Lives Matter (BLM), que significa las Vidas Negras Importan, y que cogió más fuerza tras el asesinato de George Floyd (afroamericano) a manos de la policía de Minneapolis. Sus protestas se han popularizado tanto que han sido clave en la derrota de Trump, quien tampoco cuenta con el apoyo de los desfavorecidos, esos que no pueden pagar por la asistencia sanitaria en la pandemia.

A diferencia de Biden, quien ha vuelto a pedir el uso de la mascarilla, Trump se negó a usarla porque lo considera un signo de debilidad. Incluso llegó a negar la existencia del covid-19. Después de contagiarse empezó a llevarla, pero permitió a centenares de personas reunirse en sus mítines políticos. Científicos estimaron que eso pudo causar 30.000 contagios y 700 muertes. Los votantes han castigado su gestión de la pandemia, que deja en el país 235.000 muertos y 9,7 millones de contagiados.

Votantes de Trump trataron de sabotear el recuento

 

Manifestaciones para contar el voto por correo

Desde la Quinta Avenida de Nueva York a las calles de Filadelfia, los ciudadanos se lanzaron a las calles bajo el grito de ¡cada voto cuenta! para defender el proceso electoral, exigir el recuento de todas las papeletas enviadas por correo —favorables a los demócratas— y evitar que el sabotaje pusiese en peligro la victoria de Joe Biden. A muchos no les cogió por sorpresa el conflicto por los votos. Otros, como el demócrata Bernie Sanders, anticiparon lo que haría Trump: impugnar el proceso, acusar de fraude y proclamarse ganador.

PULSA AQUÍ PARA VER LAS ACTIVIDADES ESCOLARES DE ESTA UNIDAD

ENTENDER

Europa respira aliviada con el resultado electoral

La Unión Europea (UE) cree que la victoria de Joe Biden pondrá fin a las hostilidades de Estados Unidos en lo comercial y lo político con Europa. Trump consideraba a la UE «un enemigo». Por ejemplo, los viticultores gallegos esperan que Biden retire la tasa extra a sus exportaciones, que ha encarecido los precios: si antes una botella costaba 12 euros, ahora se vende a 15. Trump quería dar más facilidades a los productos de Estados Unidos. ¿Crees que es justo? ¿Y si fuese al revés, si lo hace España?

La derrota del republicano confirma la vuelta de EE.UU. al Acuerdo de París, un pacto firmado por los principales países del mundo para frenar el cambio climático. Trump se había negado a darle el visto bueno. Biden ha dicho que lo hará en cuanto pueda

Hay un gobernante en Europa preocupado por el resultado: Boris Johnson. El británico contaba con Trump como aliado en sus negociaciones comerciales con la UE tras completar el brexit (la salida de la UE es el 31 de diciembre). Aún así, ya felicitó a Biden.

 

PROFUNDIZAR 

La democracia no se puede dar por sentada

Las acusaciones de fraude lanzadas por Trump han erosionado la confianza de los estadounidenses en las instituciones que sostienen la democracia. Miles de personas han protestado en público, en algunos casos provocando disturbios, para exigir que se anulen los resultados. Sin embargo, los expertos observadores de elecciones de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) han confirmado que fueron limpias, por eso otra parte de la sociedad ha tomado las calles para exigir que se respeten los resultados. ¿Crees que es necesario manifestarse para defender la democracia o debería ser suficiente con ir a votar cada cuatro años?

Para agitar el miedo y la división entre los suyos y el resto de votantes, Trump ha recurrido en muchas ocasiones a lo que su equipo llamó «verdades alternativas», una forma suave de catalogar las mentiras. Se trata de exponer unos hechos obviando datos o malinterpretando algunas informaciones. El periódico «The Washington Post» puso número a estas mentiras: unas 22.000 en cuatro años. Esto, según los expertos politólogos, ha dañado la calidad de la democracia. ¿Crees que en tu país hay suficiente transparencia?

En la Unión Europea (UE) tenemos ejemplos de cómo la democracia puede peligrar si no se defienden sus instituciones. Las autoridades de la UE han sancionado a los gobiernos de Polonia y Hungría por recortar la independencia de los jueces y aprobar leyes para limitar libertades fundamentales. A pesar de todo, sus líderes políticos han sido reelegidos con el apoyo de la mayoría de los votantes polacos y húngaros. ¿Crees que cualquier medida es aceptable si la respalda una mayoría?

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies