Fernando Pariente.

Las negociaciones de España con la Comunidad Económica Europea habían comenzado el 5 de febrero de 1979 con el gobierno de Adolfo Suárez, y las continuaron el de Leopoldo Calvo-Sotelo, con quien España ingresó en la OTAN, y el de Felipe González, contando con el respaldo de un amplio consenso de los partidos con representación parlamentaria. Se prolongaron durante siete años, en los que se produjo la adaptación de la economía española a la comunitaria, exigiendo Bruselas periodos transitorios en el ámbito de la producción agraria y pesquera española, y exigiéndolos España en otras áreas (unión aduanera, monopolios o servicios) destinados a permitir la integración progresiva de algunos sectores productivos. Finalmente, el 12 de junio de 1985 España y Portugal firmaron el Tratado de Adhesión a las Comunidades Europeas. Tras la firma en Lisboa, se celebró en Madrid, en el Salón de Columnas del Palacio Real, la de España.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies